Contáctanos

Agricultura

 India y México intercambian  experiencias agroalimentarias

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – El desarrollo de políticas de fomento a la agricultura sustentable en el mundo muestra resultados positivos integrales en materia de productividad, reducción de costos, mejora de ingresos, restauración de suelos y freno en contaminación de agua y aire, así como cosechas de alimentos sanos, lo cual evidencia que este es el camino que obligadamente debemos seguir, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentara de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera.

“La agricultura sustentable es el camino de reconciliación con la naturaleza, que pone en el centro los derechos de la personas, familias y sociedades”, destacó al participar en la conferencia 17 del ciclo “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, que organiza Agricultura.

En la conferencia “Prácticas agrícolas sustentables en la India y en México; intercambio de experiencias con Producción para el Bienestar”, el asesor del Departamento de Agricultura de Andhra Pradesh, Shri Vijay Kumar, habló de la política de agricultura natural que aplican desde 2016 en ese estado costero de la India, que es responsable de la producción de arroz que consume este país, y donde también se siembra maíz, cacahuate, chícharo bengalí, lentejas, algodón, legumbres, caña de azúcar y cebolla, entre otros, que se cultivan en ocho millones de hectáreas en manos de seis millones de productores de pequeña escala.

Andhra Pradesh suma 50 millones de habitantes, 62 por ciento de los cuales están insertos en actividades agrícolas, externó.

El funcionario indio dijo que esta política inició con 40 mil 656 productores y ahora son casi 700 mil (en tres mil pueblos y 190 mil hectáreas), y los resultados positivos en campo hacen que cada vez más agricultores se sumen en este esquema.

Detalló que los productores involucrados en agricultura natural preparan sus insumos con recursos locales, lo que conlleva a la soberanía campesina y de nueve cultivos siete registran incrementos de productividad, como, por ejemplo: chícharo negro, 23 por ciento, y arroz, 5.8 por ciento, que es el cultivo más importante en términos sociales y culturales.

Asimismo, agregó, los productores presentan reducción de costos de hasta 36 por ciento, en algodón, y 19.2, en arroz. Y se registra alza de ganancias netas para los campesinos en los nueve cultivos: de hasta 361 por ciento, en chícharo rojo; 165 por ciento, en algodón, y 65.7 por ciento, en arroz.

“Tenemos más comida saludable y nutritiva; se observa una migración de regreso hacia las comunidades rurales; hay mejora en la salud de los suelos, se preservan limpios los cuerpos de agua; se regeneran los ecosistemas costeros, y estamos protegiendo nuestra biodiversidad”, comentó el también vicepresidente ejecutivo de la Asociación Agricultura Natural Gestionada por la Comunidad de Andhra Pradesh (APCNF).

El funcionario previó que en 2027 los seis millones de agricultores de Andhra Pradesh participarán en esta política pública y dejarán lo que ha sido la revolución verde, proceso que duró seis décadas en la India.

El director general de Logística y Alimentación de la Secretaría de Agricultura, Héctor Robles, expuso la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) del programa Producción para el Bienestar (PpB), la cual induce o fortalece prácticas agroecológicas, con el uso de recursos locales para la elaboración y el uso de bioinsumos, como compostas, lombricomposta, lixiviados, preparados de microorganismos, bioles y otros.

Indicó que suman ya 30 mil productores atendidos en las 23 regiones donde se desarrolla la EAT y los resultados se están observando en campo; por ejemplo, en visita reciente a comunidades de Oaxaca se observó el caso de productores que tenían rendimientos de 800 kilos de maíz por hectárea y ahora superan las dos toneladas y tienen el potencial de aumentar todavía más su rendimiento, en la medida en que los suelos se vayan recuperando.

Esos productores han dejado de usar agroquímicos y están registrando mayor rendimiento, menos costos, plantas y suelos más saludables, cultivos sanos para la familia campesina y el mercado. En sus comunidades, antes algunos los denominaban “locos” y ahora les dicen “innovadores” y empiezan a sumarse a su esquema productivo.

Refirió que la EAT involucra a productores de pequeña y mediana escala (con predios de hasta 20 hectáreas cada uno), los cuales representan 93 por ciento del total de cinco millones de unidades de producción agrícola del país.

A estos agricultores se les soslayó en las políticas de fomento agrícola del pasado, pues se les consideraba “infuncionales e improductivos”. Ahora son el foco de atención del Gobierno de México, subrayó.

“Los vemos como sujetos de derechos y con muchos atributos y cualidades; ellos generan el 54 por ciento del valor de la producción agrícola nacional y 85 por ciento del empleo agrícola es pagado por ellos; estos productores cosechan las principales materias primas que se exportan, como café, aguacate y cebada (base de la cerveza); son cuidadores de la biodiversidad y son responsables de los cultivos que utiliza la cocina mexicana, patrimonio de la humanidad”, señaló.

Héctor Robles destacó que la EAT de PpB tiene sustento en la urgencia de revertir los problemas ambientales que generó la revolución verde; “debemos cambiar nuestra forma de producir y por eso apostamos a la transición agroecológica; debemos reconocer los problemas ambientales pues de otra forma la naturaleza nos lo va a cobrar”, dijo. Hoy 62 por ciento de nuestros suelos sufre degradación, hay un problema generalizado de sobreexplotación y contaminación del agua, y enfermedades asociadas, agregó.

Destacó que en la EAT es fundamental el respeto al productor, y por eso el acercamiento de coordinadores y técnicos agroecológicos y sociales es diferente a gestiones pasadas.

Ahora, indicó, se establece un diálogo de saberes con el productor y en el campo se aplica una mezcla de conocimientos campesinos y científicos. Todo ello cuenta con una cooperación interinstitucional, donde participan las secretarías de Medio Ambiente, Bienestar, Salud y Educación e instancias federales como la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

El director del Proyecto Agrobiodiversidad Mexicana de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, de la Conabio, Vicente Arriaga, comentó las dos conferencias, y subrayó el hecho de que actualmente las políticas públicas para el campo tengan una visión holística y que consideren el bienestar social.

 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Participará México en reunión de la ONU sobre seguridad alimentaria

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Con la representación del Gobierno de México, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, participará en la «Reunión ministerial sobre seguridad alimentaria global: llamada a la acción», convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para enfrentar los impactos negativos de la crisis global de alimentos.

El evento, que se llevará a cabo en la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York, del 18 al 19 de mayo, buscará movilizar acciones en torno a objetivos clave para abordar y mitigar los impactos de la crisis mundial sobre los sistemas agroproductivos y la seguridad alimentaria mundial.

Participarán representantes de alrededor de 30 países, que incluyen desde los más afectados por la actual coyuntura mundial, hasta aquellos que están en condiciones de tomar medidas para fortalecer la seguridad alimentaria mundial, nutrición y resiliencia.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y el secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, abordarán con los ministros temas como el aumento de la inseguridad alimentaria, el impacto global resultante y los pasos que la ONU está tomando en respuesta.

De acuerdo con Naciones Unidas, el acelerado aumento de los precios de los alimentos y la escasez de fertilizantes amenazan con desestabilizar sociedades frágiles, profundizar la pobreza extrema, aumentar el hambre, ampliar las necesidades humanitarias ya récord, aumentar la migración y causar una mayor dislocación económica.

El organismo internacional señala que el diferendo de Rusia contra Ucrania y el bloqueo y destrucción de puertos críticos del Mar Negro y otras infraestructuras, han interrumpido el suministro de productos alimenticios e insumos agrícolas clave como trigo, cebada, maíz, aceite de girasol y fertilizantes, que son fundamentales para la seguridad alimentaria mundial.

Incluso, refirió, antes del conflicto bélico el número de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda desde 2019 aumentó a 161 millones, impulsado por los choques de suministro relacionados con la pandemia y los impactos del cambio climático.

La «hoja de ruta» que se discutirá en el encuentro incluye el establecimiento de contribuciones económicas, donación de granos y otros alimentos, así como la participación en proyectos de investigación para el desarrollo de innovaciones agrícolas e incorporar avances tecnológicos que permitan incrementar la productividad en forma sustentable.

Continuar leyendo

Agricultura

Entrega SDAyR fertilizantes en apoyo a productores

Published

on


San Diego de la Unión, Gto.- Los agricultores de Guanajuato sí son ayudados por el Gobierno del Estado frente a los altos costos del fertilizante, y por ello hoy arrancó la entrega de estos insumos adquiridos a través del nuevo programa de apoyo impulsado por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

San Diego de la Unión se convirtió en el primer municipio del Estado donde los agricultores recibieron urea para fertilizar sus cultivos, con apoyo de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural y del Gobierno Municipal.

“Se deben sentir orgullosos porque es el primer municipio del estado de Guanajuato que recibe el fertilizante, es el primero de los 46 municipios y se debe al gran trabajo que ha hecho su alcalde Juan Carlos Castillo”, dijo el Secretario.

La entrega de hoy fue de 73 toneladas de Urea, para unas $500 hectáreas, en beneficio de agricultores de 20 comunidades. La inversión que hizo SDAyR fue de $500 mil pesos, misma cantidad que el Municipio, mientras que los beneficiarios pusieron el resto, $600 mil pesos.

Estos recursos son parte de la nueva política pública implementada por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, para ayudar a los agricultores con los altos costos de los fertilizantes, a través de la cual se preparó una bolsa de $27 millones de pesos que el Estado destina para su compra, mientras que se invita a los municipios a invertir otra parte igual.

“No sabe cuánto nos ayuda este apoyo porque ya pensábamos que no íbamos a poder sembrar; o sembrábamos o comprábamos los fertilizantes porque subió mucho el precio, pero ahora ya no nos sale tan caro y sí nos alcanza para comprarlo y seguirle echando ganas”, dijo la beneficiaria Ma. Luz Velázquez García.

El alcalde de San Diego de la Unión, Juan Carlos Castillo Cantero, también reconoció el apoyo permanente que se ha recibido del Gobierno del Estado.

“El Gobierno del Estado hoy ante la situación que vive el campo del Estado y de todo el país, no ha desprotegido para nada a Guanajuato. Hoy se cumple la palabra del señor Gobernador a través del trabajo de la Secretaría que encabeza Paulo Bañuelos, y el campo seguirá siendo una prioridad del Estado y del Ayuntamiento de San Diego de la Unión”, expresó.

En el evento también se anunció la realización de 20 obras de Bordería, con un recurso de $567 mil pesos, para garantizar el almacenamiento de agua de lluvia en los bordos, a fin de que los productores puedan llevar ahí a su ganado a hidratarse.

Continuar leyendo

Agricultura

Sector agrícola aumenta volumen y valor de producción

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Al cierre de 2021, los agricultores mexicanos lograron una producción de 268.4 millones de toneladas de alimentos del campo, lo que implicó un alza de 1.3 por ciento respecto al año previo, impulsado por una mayor cosecha de granos y oleaginosas, industriales y forrajes, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Resaltó que la superficie sembrada durante el año agrícola 2021 cuantificó 21 millones 584 mil hectáreas, en las que se generó un volumen de producción con valor de 750 mil 778 millones de pesos, 8.3 por ciento más en comparación con el año anterior (693 mil 072 millones de pesos).

De acuerdo con las Expectativas Agroalimentarias del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se estima que la producción agrícola del país alcance en 2022 un volumen de 273.3 millones de toneladas.

Esta cifra representaría un aumento de 1.8 por ciento respecto de lo registrado en 2021 y de 3.1 por ciento en comparación con 2020, cuando la producción sumó 265.1 millones de toneladas, con lo que se mantendría la tendencia al alza de la producción primaria agrícola.

La dependencia federal indicó que 2021 destacó en granos y oleaginosas por la producción de trigo cristalino, con un millón 782 mil toneladas; en industriales con la caña de azúcar, con 55 millones 469 mil toneladas; y en forrajes, por el volumen de avena, de nueve millones 973 mil toneladas.

Las frutas y hortalizas enfrentaron limitaciones productivas, lo que determinó una cosecha menor comparada con su símil de 2020, con reducciones de 1.1 y 2.7 por ciento, respectivamente.

Agricultura señaló que el año pasado sobresalió la producción agrícola de la región Centro-Occidente, con 77 millones 076 mil 33 toneladas, que representan el 28.7 por ciento nacional.

Le siguió el Sur-Sureste, donde se cosecharon 76 millones 354 mil toneladas (28.4 por ciento); el Noreste, 50 millones 177 mil toneladas (18.7 por ciento); Centro, 32 millones 810 mil toneladas (12.2 por ciento) y Noroeste, con 32 millones 13 mil toneladas (11.9 por ciento).

Las cinco entidades federativas con el mayor volumen de producción agrícola fueron Jalisco, con 35 millones 731 mil 494 toneladas; Veracruz, 30 millones 242 mil 609 toneladas; Oaxaca, 22 millones 708 mil 983 toneladas; Chihuahua, 15 millones 919 mil 492 toneladas, y Sinaloa, 11 millones 849 mil 670 toneladas. 

En lo referente al valor de producción, los granos tuvieron el mayor porcentaje de participación nacional con 31.2 por ciento; le siguen las frutas, con 25.9 por ciento; hortalizas, 16.6 por ciento; industriales, 12.0 por ciento; forrajes, 9.2 por ciento y otros no contemplados en estas categorías, 5.0 por ciento.

Por volumen, la mayor producción se observó el año pasado en forrajes, con 46.6 por ciento del total nacional; industriales, 22.5 por ciento; granos, 14.6 por ciento; frutas, 8.8 por ciento; hortalizas, 5.8 por ciento y otros, con 1.6 por ciento.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.