Contáctanos

Agricultura

Alianzas intersectoriales de Agricultura, Salud y Medio Ambiente

El subsecretario de la Sader, Víctor Suárez, afirmó que la interacción sectorial se fortalece para tomar medidas que permitan revertir la crisis de salud pública que vive el país.

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La situación de salud en México, con epidemia de obesidad y sobrepeso, y las enfermedades crónicas asociadas -diabetes, síndrome metabólico e hipertensión, presentes incluso en las poblaciones infantil y agudizada en la rural-, llegó a un punto inaceptable, por lo que el gobierno federal estableció un estrecho vínculo entre las autoridades de Salud, de Agricultura y de Medio Ambiente para atender el tema, que avanza con medidas concretas para revertir las tendencias alimentarias nocivas.

Un elemento que diferencia al gobierno actual de sus antecesores es que las decisiones de política pública se están tomando con independencia del poder económico, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera.

Al participar en la tercera conferencia del ciclo Autosuficiencia Alimentaria e Innovación Tecnológica con Prácticas Sustentables, abundó que “en los pasados gobiernos pudo haber diagnósticos que evidenciaran la crisis de salud pública, pero el poder político estaba capturado por los intereses de la industria”.

Afirmó que el Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación y Medio Ambiente (GISAMA) está dando pasos para su formalización y así dar sustento legal a sus decisiones. “Buscamos un sistema agroalimentario justo, saludable y sustentable”, agregó.

En el encuentro, el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, Abelardo Ávila Curiel, informó que hace décadas se pronosticaba la tendencia a la obesidad de la población por la penetración de alimentos procesados con altos contenidos de azúcar, sodio y grasas saturadas en el mercado, incluso en zonas rurales y pobres y en los entornos escolares.

“Permitimos la hipertrofia de un sistema alimentario que tiene un volumen de ventas de 80 mil millones de dólares en México, con políticas fiscales de consolidación, de condonación de impuestos, con publicidad desproporcionada”, detalló.

Ante esta situación, el gobierno no tomó decisiones. Hoy se tienen avances sólidos, como el que “después de años de lucha de organizaciones civiles en pro de la alimentación sana y tras horas de diálogo en una mesa para modificar la Norma Oficial Mexicana 051, de etiquetado, se ha logrado que la industria acepte la etiqueta octagonal de advertencia frontal sobre la presencia alta de azúcares, sodio, grasas y grasas saturadas, y de alimentos no recomendables para los niños”, subrayó.

Para que esta definición normativa quede en firme, dijo, lo que viene ahora es una consulta pública.

Paralelamente, se trabaja en la modificación de la Ley General de Salud que considere a este etiquetado. “Así tendremos un acto de ejercicio de la autoridad, que es la responsable de garantizar la salud pública”, lo que será un primer paso para que los niños puedan entender los etiquetados y para que se elimine de la publicidad el uso de personajes que abusan de la fantasía infantil, sostuvo Ávila Curiel.

“Falta más por hacer, como es rescatar en nuestros hábitos alimenticios todo aquello que no está etiquetado, lo que produce la agricultura campesina, además de generar programas de vigilancia epidemiológica, avanzar en la agricultura sustentable, cambiar el ambiente de las escuelas y sus entornos -que hoy es obesigénico-, pero vamos en el camino correcto: se está dando una coordinación entre gobierno y sociedad. Tenemos la conciencia de que estamos haciendo lo que debió iniciar hace 50 años”, apuntó.

Ávila Curiel, quien ha sido responsable de las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición (Ensanut) que miden la talla y peso de los niños, indicó que la falta de acción gubernamental para enfrentar la desnutrición infantil propició su aumento, añadió.

Precisó que la tendencia de abatimiento de la desnutrición que ocurre en México registra fundamentalmente lo que ocurre en zonas urbanas.

En las zonas indígenas y rezagadas, como la Montaña de Guerrero y lugares de Oaxaca y Chiapas, la desnutrición infantil y mortalidad sigue siendo extremadamente alta y grave, misma condición de hace 50 años. Si bien se observan niños con talla baja y peso alto, esto revela obesidad y desnutrición, subrayó.

“Tenemos una obesidad que golpea a la pobreza. Entre 2002 y 2012, impulsado por las transferencias condicionadas del programa Prospera, la población duplicó su consumo de productos chatarra. La Ensanut 2016 reveló que las mujeres en edad reproductiva en el medio rural tienen más tendencia a la obesidad que en el medio urbano y la obesidad viene acompañada de daño a la salud. Los datos de defunciones por diabetes son evidentes: en 1970 morían 36 personas por cada cien mil y en 2015 la tasa ya era de 129”, advirtió.

El presidente de la Fundación Valle La Paz, del Estado de México, Dieter le Noir Guyot, habló de la relación entre la salud de los recursos naturales y la interna de los humanos.

Observó que siete de cada 10 mexicanos mueren por un síndrome metabólico, por la mala calidad de los alimentos que consumimos. “Tenemos que recapacitar y entender que los alimentos procesados son la causa y que no habrá sistema de salud ni dinero que puedan arreglar el desajuste, por lo que tenemos que aplicar un cambio”, sugirió.

“México es el cuarto país megadiverso del planeta y contamos con alimentos y plantas que nos podrían permitir salir de la crisis. Esos alimentos son los que debemos cultivar, para cultivar nuestra tierra y cultivarnos interiormente en salud. Tenemos un bono demográfico, pero si se mantiene la tendencia en la que vamos ocurrirá que la gente no podrá trabajar por problemas de hipertensión, cardiovasculares o diabetes. Queremos que los jóvenes entren al mercado laboral con vitalidad, fuerza y menos necesidad de sistemas de salud”, finalizó Le Noir.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agricultura

Se prepara Durango para posible estiaje  

Published

on

DURANGO, DGO.- Una de las principales encomiendas de la administración del Gobernador Esteban Villegas Villarreal, es tomar acciones para rescatar el campo, mitigar el impacto de la sequía y apoyar al sector agropecuario, por ello la distribución del programa emergente de semilla de avena en beneficio de agricultores de los municipios productores.

Productores duranguenses de los municipios de Canatlán, Guadalupe Victoria, Poanas, Simón Bolívar, San Juan del Río, Nuevo Ideal, reciben Semilla de Avena Subsidiada para hacer frente a la época de estiaje, el programa considera la entrega de hasta 400 Kg. de Semilla de Avena para el establecimiento de 4 hectáreas por productor, lo cual permitirá que se cosechen hasta 10,000 kilos de forraje (10 toneladas), además el cultivo de avena, mejora el aporte de nutrientes en el suelo, gracias a la degradación de la biomasa, protegen la superficie de la erosión generada por escurrimientos de las lluvias y favorecen la infiltración de agua entre otros aspectos.

, Debido a las condiciones de sequía presentados en el estado durante el pasado temporal, resulta urgente poder implementar acciones que permitan garantizar el abasto de forraje para hacer frente al periodo de estiaje y evitar un alto índice de mortandad de ganado, comentó Ricardo Navarrete Gómez, secretario de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

“No nos vamos a quedar atrás; ustedes tienen Gobernador amigo”, dijo el Mandatario Estatal en un mensaje a hombres y mujeres que viven del campo.

 

Continuar leyendo

Agricultura

Se fortalece Producción para el Bienestar en 2023 con bancarización y acceso a fertilizantes

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante 2023 el programa Producción para el Bienestar (PpB) se fortalecerá al bancarizar en su totalidad a las y los productores de su padrón con el Banco del Bienestar; al incorporar en su padrón a productores de nopal del Altiplano central, y al participar alrededor de 1.5 millones de sus productores de maíz, frijol y arroz como receptores de Fertilizantes, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera.

En conferencia de prensa virtual, el funcionario de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural habló de la evolución de este programa estratégico del Gobierno de México, sus presupuestos, número de productores beneficiarios y el tipo de cultivos y productos que son elegibles.

Explicó que el presupuesto del programa –que tiene presencia nacional—creció en las 32 entidades al pasar de nueve mil millones de pesos en 2019 a 15 mil 506.9 millones estimados para 2023, lo que representa 72.3 por ciento de aumento en términos nominales en el periodo.

Asimismo, dijo, entre 2019 y 2023 el abanico de productores elegibles para ser apoyados por el programa creció: en principio, PpB apoyaba a los de pequeña y mediana escala de maíz, frijol, trigo, arroz y otros granos y, paulatinamente, hasta 2022 ha incorporado a los de café, caña de azúcar, cacao y miel de abeja. Este 2023 integra también a productores de nopal del Altiplano central, agregó.

Además, los productores de pequeña escala de leche son beneficiarios de acompañamiento técnico del programa desde 2021 aun cuando no reciben apoyos directos, destacó.

El subsecretario señaló que en 2022 PpB brindó apoyos directos a favor de un millón 872 mil 698 productores, quienes cuentan con cinco millones 784 mil 457 hectáreas. Recibieron un total de 13 mil 286.2 millones de pesos. Los productores de granos de pequeña y mediana escala ocuparon el primer lugar como beneficiarios, al representar el 81 por ciento del padrón de beneficiarios.

Los datos del 2022, sostuvo, muestran que del total de beneficiarios, 83.5 por ciento son de pequeña escala –esto es, de hasta cinco hectáreas de temporal o hasta 35 colmenas— y el resto son de mediana escala –con más de cinco hasta 20 hectáreas de temporal o cinco de riego o con más de 35 y hasta 100 colmenas.

Asimismo, el 57.3 por ciento se ubican en municipios con población indígena, el 34.2 por ciento son mujeres, y el 60.9 por ciento son de la región sur sureste. Todo ello, subrayó, en línea con un precepto fundamental del Gobierno de México: ¡Por el bien de todos, primero los pobres!

 

Programa progresivo, equitativo e impulsor de la transición agroecológica

Víctor Suárez destacó que Producción para el Bienestar es un programa mucho más progresivo y equitativo que sus antecesores Procampo y Proagro. Reduce significativamente la desigualdad en la distribución de los apoyos.

En un cálculo de Gini realizado sobre población beneficiaria del programa se observa que este índice registró 0.51 en 1999, durante la operación de Procampo; en 2017, con Proagro vigente, obtuvo 0.27, y durante la existencia de Producción para el Bienestar alcanzó 0.23 en 2019, 0.21 en 2020 y 2021 y 0.11 en 2022. Mientras más se acerca el índice a 1.0 hay mayor grado de desigualdad y mientras más se aleja la desigualdad es menor.

Víctor Suárez señaló que el mejor dato del índice de Gini en 2022 obedece a la instrucción presidencial de entregar apoyos directos a los productores de menor escala (dos hectáreas o menos) de seis mil pesos (en comparación con los dos mil por hectárea que recibieron antes) para dar más a los que menos tienen. Ello mejoró la igualdad en la distribución de los apoyos, enfatizó.

El funcionario resaltó también logros de la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) del programa, misma que trabaja en favor de la transición agroecológica, impulsando prácticas sustentables, libres de glifosato y de transgénicos.

Informó que al cierre de 2022 la EAT está presente en 600 municipios de 27 estados, con cuatro mil 30 escuelas de campo, mil 200 técnicos agroecológicos y sociales y coordinadores que trabajan capacitando y estableciendo diálogo colaborativo con productores de maíz, café, miel, caña de azúcar, frijol, milpa y otros cultivos y con ganaderos lecheros de pequeña escala.

Los resultados que arroja este trabajo –señaló— se centran en el incremento de rendimientos, reducción de costos por tonelada, aumento en el uso de bioinsumos, menor utilización de glifosato y alza en el número de prácticas agroecológicas.

En el caso del maíz, en las escuelas de campo establecidas en 2019 se observó un aumento de rendimientos de toneladas por hectárea de 25 por ciento, luego de dos años, dijo.

 

Bancarización en Banco del Bienestar y acceso a Fertilizantes

El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria informó que este 2023 se bancarizará al total de beneficiarios de Producción para el Bienestar, dos millones 43 mil 709, en el Banco del Bienestar.

Detalló que al iniciar el segundo semestre todos contarán con su tarjeta de débito de esta institución y podrán hacer los cobros de sus apoyos directos en las mil 342 sucursales que ya operan, y en las que vayan abriendo, pues existe el plan gubernamental de contar con dos mil 700 sucursales en la segunda parte del año.

También, destacó el hecho de que el programa Fertilizantes para el Bienestar, de la Secretaría de Agricultura, se amplió este año a toda la República y entregará fertilizante libre de costo a dos millones de productores de pequeña escala, de los cuales se estima que 1.5 millones son beneficiarios de PpB.

“Este es un apoyo extraordinario, pues se concentrarán las acciones de apoyo a los productores de pequeña escala a través de PpB, Fertilizantes para el Bienestar y Precios de Garantía para impulsar significativamente la producción agrícola sin transgénicos ni glifosato, así como para apuntalar la autosuficiencia alimentaria de las familias campesinas y mejorar la oferta de alimentos al mercado nacional para reducir gradualmente la dependencia de importaciones”, expresó.

En la conferencia participó la directora general de Apoyos Productivos Directos, Carmina Enciso Sánchez, quien precisó que la bancarización en Banco del Bienestar se realizará por medio de convocatorias que emitirán los delegados estatales de la Secretaría de Bienestar. “Nosotros podremos así transferir (a las tarjetas) el recurso que corresponde al productor”, comentó.

En una primera etapa, que arranca en febrero, se bancarizará a un millón 126 mil 273 productores, de 16 entidades, y en una segunda etapa, que inicia en marzo, se bancarizará hasta 917 mil 436 productores de otras 16 entidades, reportó.

Continuar leyendo

Agricultura

Siete estados libres de las plagas del aguacatero

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural refrendó como zonas libres de plagas reglamentadas del aguacatero a municipios y zonas agroecológicas de siete estados del país, con lo cual mantienen ventajas competitivas para movilizar y comercializar su producción.

La dependencia indicó que técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) confirmaron la ausencia del barrenador grande del hueso del aguacate (Heilipus lauri), barrenador pequeño del hueso del aguacate (Conotrachelus aguacatae y C. perseae) y de la palomilla barrenadora del hueso (Stenoma catenifer) en 41 municipios de Michoacán, 12 de Jalisco, cinco de Nayarit, cinco de Morelos, tres de Puebla, tres del Estado de México y uno de Guerrero.

También revalidaron su estatus de área libre cinco regiones agroecológicas de tres municipios del Estado de México, dos zonas de cuatro municipios de Guerrero y una región agroecológica de un municipio de Morelos.

Los productores pueden consultar la lista completa de municipios reconocidos como zona libre en la siguiente liga https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5677636&fecha=24/01/2023#gsc.tab=0v

El Acuerdo, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), establece que personal del Senasica constató la ausencia de las plagas con base en los resultados de los muestreos que se llevaron a cabo de conformidad con las normas oficiales NOM-066-FITO-2002 para el manejo fitosanitario y movilización del aguacate y la NOM-069-FITO-1995 sobre el establecimiento y reconocimiento de zonas libres de plagas.

Para no perder la condición de zona libre de estas plagas del aguacatero, los productores deben aplicar las medidas fitosanitarias establecidas en el artículo 107 del Reglamento de la Ley Federal de Sanidad Vegetal, anotó la dependencia.

El reconocimiento tiene vigencia de 24 meses, periodo en el que los técnicos del organismo de Agricultura evaluarán los resultados del muestreo para que, en caso de que se mantenga el estatus, se emita la nueva declaratoria de zona libre.

El Senasica opera la Campaña Nacional Plagas contra Plagas Reglamentadas del Aguacatero, Con el objetivo de combatir al barrenador grande y pequeño del hueso y la palomilla barrenadora en los estados productores, conservar las áreas libres y mejorar el estatus de las regiones bajo control, lo que permite garantizar producción suficiente para el abasto nacional.

Las plagas referidas ocasionan daños en el fruto, pues las larvas se alimentan de la pulpa y del hueso, lo que puede provocar hasta 90 por ciento de pérdidas a los productores, en especial los de pequeña y mediana escala, además de que su presencia implica restricciones de movilización y comercialización.

Michoacán es el principal productor de aguacate del país, con más de 1.8 millones de toneladas anuales, equivalentes al 74 por ciento de la producción nacional; Jalisco cosecha más de 256 mil toneladas; Estado de México, 123 mil; Nayarit, 75 mil; Morelos, 52 mil; Guerrero, 21 mil, y Puebla, 18 mil toneladas.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.