Contáctanos

Agro

En abril crecen 10.5 por ciento anual las exportaciones

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras del país en abril pasado fue de mil 696 millones de dólares, lo que implicó un crecimiento de 10.5 por ciento a tasa anual, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Con base en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la dependencia federal señaló que los avances más significativos en el cuarto mes del año se registraron en las ventas al exterior de pescados, crustáceos y moluscos (84 por ciento).

Le siguieron las exportaciones de cítricos (71.8 por ciento), de mangos (68 por ciento), de frutas y frutos comestibles (21.5 por ciento) y de legumbres y hortalizas frescas (14.4 por ciento).

De esta forma, en el lapso enero-abril, las exportaciones agropecuarias y pesqueras aumentaron 2.4 por ciento, al totalizar siete mil 260.6 millones de dólares, de acuerdo con el Informe Oportuno sobre la Balanza Comercial de mercancías al cuarto mes del año del INEGI.

 

Balanza agroalimentaria, con superávit en primer trimestre

La dependencia subrayó que al primer trimestre del año, las exportaciones agroindustriales alcanzaron cinco mil 487 millones de dólares, lo que significó un crecimiento anual de 11.57 por ciento.

En conjunto, dijo, las exportaciones agroalimentarias del país (agropecuarias, pesqueras y agroindustriales) registraron un alza de 5.30 por ciento en los primeros tres meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2020, al sumar 11 mil 33 millones de dólares. En tanto, las importaciones agroalimentarias sumaron ocho mil 205 millones de dólares en el lapso de referencia

Con base en estadísticas del Banco de México, apuntó que el valor de las exportaciones agroalimentarias en el periodo de referencia fue el más alto reportado en 29 años.

Así, la balanza agropecuaria y agroindustrial (balanza agroalimentaria) del país registró superávit de dos mil 827 millones de dólares en el lapso enero-marzo de 2021, indicó la dependencia federal.

Si bien este saldo fue inferior en 553 millones de dólares a lo registrado en el primer trimestre de 2020, la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial del país presentó superávit por séptimo año consecutivo. Además, se trata del cuarto mayor saldo positivo desde 1995.

La Secretaría de Agricultura detalló que las hortalizas, bebidas y frutas fueron los principales grupos de exportación en los primeros tres meses de este año, al concentrar más del 64 por ciento, con el 26, 19 y 19 por ciento de participación, respectivamente.

El sector de bebidas fue el que presentó mayor dinamismo durante el periodo enero-marzo de 2021, con una variación positiva de 14.0 por ciento respecto del año anterior.

Entre los productos con mayor demanda en los mercados internacionales están la cerveza, con ventas por mil 185 millones de dólares; tomate, 829 millones de dólares; aguacate, 788 millones de dólares; tequila y mezcal, 621 millones de dólares.

Así como el pimiento, 600 millones de dólares; fresas frescas, 383 millones de dólares; productos de panadería, 380 millones de dólares; carne de porcino, 249 millones de dólares; azúcar 213 millones de dólares, y ganado bovino, 198 millones de dólares.

Entre los productos con mayor crecimiento anual en el periodo referido se encuentra la miel natural de abeja, con 63.8 por ciento; jugo de naranja congelado, 57.9 por ciento; aguas y refrescos, 50.3 por ciento.

También el café sin tostar 35 por ciento; productos de cereal inflado, 33.1 por ciento; fresas y frambuesas congeladas, 23.6 por ciento; fresas frescas 20.2 por ciento; carne de porcino, 19.8 por ciento, y tequila y mezcal 18.2 por ciento, entre otros.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agro

Mejoran mercados municipales

Published

on

GUADALAJARA, JAL. – Por la importancia económica y social de los mercados públicos, en el ejercicio 2021 se ejercerán 39 millones de pesos por parte de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco) y de las aportaciones de los municipios involucrados, con lo que se da continuidad a los ejercicios de los dos años anteriores en los que se han intervenido 42 inmuebles.

Así lo comunicó el responsable del despacho de la SADER-Jalisco, Salvador Álvarez García, quien refirió que la partida presupuestal de este año se obtuvo de uno de los financiamientos contratados por el Poder Ejecutivo para estimular la reactivación económica ante la pandemia.

Destacó que el Programa de Dignificación y Competitividad de los Mercados Municipales lleva el cometido de que estos puntos de venta sean lugares confiables en la sanidad e inocuidad de los alimentos que ahí se venden.

Por su parte, la titular de Promoción Comercial de la dependencia, Alejandra Monserrat  Aceves Ramírez, puntualizó que el ejercicio de este año se concentrará en nueve mercados municipales, lo que incluye algunos que ya se apoyaron en ejercicios anteriores, pero que no se han concluido.

Entre las acciones programadas figuran los mercados municipales de La Huerta (con un partida estatal de siete millones de pesos), Ocotlán (seis millones 625 mil), Tonalá (seis millones 500 mil pesos), Villa Corona (cuatro millones) y Unión de Tula (tres millones 874 mil pesos).

También se tienen programados los mercados de El Río Cuale, el Emiliano Zapata y el Cinco de Diciembre, todos ellos situados en Puerto Vallarta, con una inversión estatal de 560 mil, 348 mil pesos y un millón 90 mil pesos, respectivamente; así como el de Ayutla, con cuatro millones de pesos.

Detalló que ya iniciaron acciones algunos municipios, dado que “en este caso de los mercados, era un tema especial para la reactivación económica posterior a la pandemia y se les etiquetó para que se reactive la economía a través de los mercados”.

En relación a los mercados apoyados en ejercicios anteriores, refirió que se tienen avances de 90 a 95% en varios municipios, como los casos de Zapotitlán de Vadillo, Zapotiltic, Zacoalco de Torres, Quitupan, Jocotepec, Tuxcueca, Villa Purificación, Unión de San Antonio y Zapotlán del Rey (ya terminado con su fachada de cantera), entre otros.

Aceves Ramírez citó el caso del mercado de Tizapán el Alto, por el tamaño de sus dimensiones, donde se concentran 100 locales comerciales, y el de La Huerta, cuyo inmueble anterior fue derrumbado para proceder a una nueva construcción.

Añadió que en cada mercado intervenido se forma un Comité Municipal para darle seguimiento a un plan de trabajo que incida en un desempeño de calidad por parte de sus comerciantes y autoridades.

Continuar leyendo

Agricultura

Fomentan prácticas sustentables en zonas áridas

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – A través de prácticas sustentables se pueden crear mejores condiciones productivas en las regiones áridas y semiáridas del país, en beneficio de agricultores y ganaderos de pequeña escala, afirmó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Expuso que el Gobierno de México impulsa proyectos para la captura y aprovechamiento del agua, como la estimulación de lluvias, obras hidroagrícolas, reforestación con especies nativas, cultivo de productos agrícolas con demanda en el mercado y cadenas de valor.

El director general de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), Ramón Sandoval Noriega, señaló que la Secretaría, en conjunto con este organismo, realiza trabajos para reducir la desertificación y contrarrestar sus efectos en el sector primario.

 

En el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, destacó que el 62 por ciento del territorio nacional presenta condiciones de escasez, cantidad y calidad de agua, suelos y cubierta vegetal, destacando que el número de hectáreas afectadas aumenta cada año.

Recordó que el objetivo de la Conaza, fundada hace 50 años, es optimizar el uso de los recursos naturales y contribuir a la producción de alimentos, conservación de flora y fauna y mejorar las condiciones de vida de los productores de estas zonas.

El investigador José de Jesús Martínez Hernández indicó que alrededor de 101.5 millones de hectáreas se clasifican como tierras secas y con los efectos del cambio climático se estima que 85 por ciento de la superficie presenta un alto porcentaje de degradación.

Estos fenómenos, abundó, inciden en la agricultura, ganadería y los sistemas de producción, por lo que una respuesta viable es la reconversión productiva por cultivos que demandan menor agua.

Por ejemplo, dijo, la producción de nopal forrajero requiere 75 por ciento menos agua en comparación con el cultivo de alfalfa, por lo que se instalarán parcelas demostrativas para la producción de nopal con riego y de temporal.

El especialista Jorge Luis García Rodríguez expresó que la desertificación es un problema global, donde 165 países han registrado afectaciones por la sequía, en detrimento de la productividad de la tierra.

Destacó que el objetivo central de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) es contrarrestar este problema mediante acuerdos de cooperación y asociación internacionales y contribuir al desarrollo sostenible en las zonas afectadas.

Para el Banco Mundial, dijo, es una prioridad la inversión en agricultura y desarrollo rural para potenciar la producción de alimentos y la nutrición. Por lo tanto se trabaja para construir sistemas alimentarios resilientes, productivos, competitivos y sustentables.

Continuar leyendo

Agro

México y Canadá fortalecen inocuidad alimentaria

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Con el objetivo de fortalecer la inocuidad de los alimentos que comercializan México y Canadá, funcionarios de ambos países y representantes de sus sectores productivos intercambiaron conocimientos y experiencias sobre regulación, capacidad de vigilancia de contaminantes y sistemas de análisis microbiológicos.

En seminario virtual, organizado por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFIA, por sus siglas en inglés), se contó con la participación de más de 400 asistentes, principalmente del sector productivo.

En el encuentro, la directora general de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del Senasica, Amada Vélez Méndez, destacó que el ejercicio permite a ambas dependencias detectar áreas de oportunidad para mejorar su servicio y al mismo tiempo ayuda a los productores a conocer las regulaciones que tienen que cumplir para exportar sus alimentos.

 

Indicó que en la medida que el comercio mundial de alimentos ha crecido, en niveles sin precedentes, se deben reforzar las medidas para evitar incrementen los casos de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).

Es por eso, agregó, que el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la CFIA trabajan con responsabilidades compartidas y esfuerzos conjuntos para mantener a los productos agropecuarios, acuícolas y pesqueros, libres de agentes físicos, químicos o microbiológicos que pudieran poner  en riesgo la salud humana.

El director de Inocuidad Agroalimentaria, Operación Orgánica y Plaguicidas de Uso Agrícola del Senasica, José Luis Lara de la Cruz, explicó que la administración federal opera dos programas nacionales de monitoreo de contaminantes, uno enfocado en la prevención de residuos tóxicos en productos cárnicos, acuícolas y pesqueros, y otro en los de residuos de plaguicidas en vegetales.

Señaló que los programas brindan información de incidentes y la localización de casos con presencia de contaminantes en alimentos durante el proceso primario, lo que permite la detección de sustancias prohibidas y restringidas, a fin de establecer oportunamente medidas preventivas y correctivas.

La directora del Centro Nacional de Referencia de Plaguicidas y Contaminantes del organismo de Agricultura, Mayrén Zamora Nava, explicó que las muestras que toman los técnicos mexicanos son analizadas en laboratorios especializados del Senasica, en los cuales se detectan, identifican y cuantifican los residuos de plaguicidas y patógenos.

Por parte del gobierno canadiense, el encargado de microbiología de los alimentos para la CFIA, Stan Gagnon, explicó que la vigilancia en ese país se divide en monitoreo aleatorio, el cual recaba información sobre los niveles de organismos patógenos que puede contener un alimento.

Especificó que el monitoreo dirigido es muy útil cuando existe sospecha de contaminación, en tanto que el monitoreo especial, se realiza ante el reporte de enfermedades.

En el mismo sentido, el líder de Políticas y Programas de Inocuidad Alimentaria de la CFIA, Chris Coulis, precisó que la agencia canadiense concede licencias a los productores y comercializadores para demostrar la responsabilidad de inocuidad alimentaria y rastrea los alimentos para asegurar una respuesta oportuna si se detecta un problema que pudiera poner en riesgo la salud de las personas.

Canadá es el tercer socio comercial de México, con un valor anual de comercio por 784 millones de dólares, generados por las exportación de productos como aguacate, frutillas, jitomate, pimiento, brócoli, col y coliflor, chocolate, pepino, mango, azúcar, carne de bovino y amaranto, entre otros.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.