Contáctanos

porcícola

Crece producción de carne de cerdo en México

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que al cierre del primer bimestre del año, la producción nacional de carne de cerdo registró un crecimiento de 2.0 por ciento, en comparación con el volumen observado en el lapso enero-febrero de 2021, al pasar de 270 mil 664 toneladas a 275 mil 742 toneladas.

Señaló que el alza de más de cinco mil toneladas presentada en los primeros dos meses del año es resultado, entre otros factores, de las acciones que lleva a cabo el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), para erradicar del país padecimientos de los cerdos como la fiebre porcina clásica (FPC) y la enfermedad de Aujeszky.

Así, el sector ha mostrado una tendencia al alza, ya que al cierre del año pasado también presentó un aumento de 2.0 por ciento respecto a 2020, al pasar de un millón 652 mil toneladas a un millón 686 mil 802, es decir, 35 mil toneladas más, de acuerdo con cifras preliminares del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

El trabajo coordinado entre la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex) y Agricultura ha colocado a México como el décimo tercero productor de carne de porcino en el mundo y ha permitido abrir mercados a los porcicultores mexicanos, quienes cada año comercializan más de 250 mil toneladas de productos de cerdo en países como Japón, Estados Unidos, Singapur, Canadá, Corea del Sur Vietnam, Hong Kong, Chile y China.

La dependencia federal indicó que, para conservar y mejorar el estatus  sanitario que privilegia a México, el sector productivo cuenta con el respaldo de técnicos y laboratorios de clase mundial de la Secretaría de Agricultura, que ante reportes oportunos de los productores, responden de manera inmediata para proteger la producción porcícola de problemas sanitarios que pudieran presentarse.

Además, Senasica cuenta con esquemas de prevención y respuesta inmediata para mantener al país libre de enfermedades exóticas de los cerdos, como la peste porcina africana (PPA).

Recientemente las secretarías de Agricultura y de Economía, en coordinación con la Opormex, pusieron en marcha el Instituto Mexicano de la Porcicultura (IMP), cuyo objetivo es promover la investigación científica y tecnológica y acercarla a los productores de pequeña y mediana escala.

Se trata de una entidad con autonomía técnica y autoridad científica que colabora con los porcicultores de México y la autoridad sanitaria nacional, además de establecer alianzas estratégicas con otras instituciones del sector y entidades gubernamentales, para generar inteligencia de mercados, estadística y reportes sanitarios actuales y sustentados.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

porcícola

Afinan  estrategia de regionalización zoosanitaria en materia porcina 

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Como parte del plan que opera la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural para prevenir la entrada y diseminación de la peste porcina africana (PPA) al país, especialistas de salud animal afinan con la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex) una estrategia de regionalización con el fin de establecer territorios libres de la enfermedad para que, en caso de que ingresara, se mantenga el comercio internacional de las zonas no afectadas.

El plan se ajusta a los lineamientos y recomendaciones que establece la Organización Mundial de Comercio (OMC), en el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, el cual subraya que los gobiernos deben reconocer regiones situadas en su territorio, como fuentes seguras para la exportación de mercancías agroalimentarias, y de esta manera evitar que, ante la presencia de una plaga o enfermedad, se apliquen restricciones todo el país.

Con este esquema, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la industria organizada buscan proteger a las diferentes regiones porcícolas, las cuales se ubican principalmente en las zonas sur-sureste (Yucatán), centro-golfo (Puebla y Veracruz), centro-occidente (Jalisco, Guanajuato y Michoacán) y noroeste (Sonora), que en conjunto producen 78 por ciento de cárnicos de cerdo.

Esto implica que si el Senasica detectara un brote de la enfermedad en cualquier región el resto de los centros de producción porcícola podrían seguir comercializando sus productos, con la condición de cumplir ciertos lineamientos que establecería el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

El director de Campañas Zoosanitarias del Senasica, Gabriel Ayala Borunda, detalló que la regionalización engloba una serie de acciones dirigidas a garantizar el estatus sanitario de una o varias zonas del territorio nacional ante una emergencia zoosanitaria a través del análisis de ciertos factores como las condiciones naturales, la situación geográfica, las barreras legales como los límites estatales o entre países y los patrones de comercialización de cerdos.

Subrayó que, en la mayoría de las regiones porcícolas del país, se cuenta con fortalezas para enfrentar la presencia de una enfermedad exótica, como la PPA, por lo que es factible utilizar la estrategia de regionalización para mantener abiertos los mercados nacionales e internacionales.

En ese sentido, el trabajo que desarrolla actualmente la Dirección General de Salud Animal con la industria porcícola es fundamental para complementar las acciones preventivas, proteger la economía de los productores de las regiones y garantizar el abasto nacional de productos porcícolas.

En México el reconocimiento de zonas libres para enfermedades y plagas animales es un procedimiento aplicado desde hace varios años. A la fecha, Senasica reconoce 180 regiones libres, las cuales están publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Las 32 entidades están reconocidas como zona libre de fiebre porcina clásica, salmonelosis aviar y de las enfermedades de Aujeszky y de Newcastle. Asimismo, hay 14 regiones libres de influenza aviar, seis de garrapata, 15 de mionecrosis infecciosa, 15 de enfermedad de la cabeza amarilla del camarón y dos de brucelosis.

Senasica evalúa diversos elementos para reconocer áreas libres, entre ellos: delimitación de la región, población animal, recursos humanos, capacidad de diagnóstico, vigilancia epidemiológica, medidas de bioseguridad y buenas prácticas de producción que se aplican, grupos de emergencia establecidos, control de movilización, inspección en centros de sacrificio y actividad de comercio exterior que presenta la zona.

Es importante señalar que México es el 13º productor mundial de carne de cerdo, con más de 1.6 millones de toneladas.

Además de surtir el mercado interno, los productores exportan a diversos destinos internacionales, como Japón, China, Corea del Sur, Singapur, Vietnam, Estados Unidos, Canadá, Chile y Hong Kong.

Continuar leyendo

Avicultura

Trabajan en diseñar  un sistema de trazabilidad de porcinos y aves

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO .- Con el objetivo de fortalecer la sanidad e inocuidad de los alimentos cárnicos que se producen en México, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural trabaja con la industria porcina y aviar para diseñar sistemas de trazabilidad que permitan conocer su origen, tránsito y destino final.

Lo anterior lo dio a conocer el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, durante el seminario virtual “Retos 2022 para el cumplimiento de las regulaciones fito y zoosanitarias con miras a consolidar la expansión de las agroexportaciones mexicanas”.

El funcionario federal comentó que es fundamental establecer esquemas de trazabilidad para cerdos y aves en los próximos años, ya que representan, junto con los bovinos, las fuentes de proteína animal más importantes de México y el mundo.

Precisó que en nuestro país, más del 90 por ciento de la industria pecuaria se dedica a la cría, engorda, sacrifico y procesamiento de carne de ave, cerdo y res y, en la actualidad, sólo existe un sistema de trazabilidad para los bovinos.

Agregó que este tipo de esquema apuntalaría y brindaría valor agregado a la ganadería nacional, ya que se complementaría con las acciones de vigilancia epidemiológica que llevan a cabo médicos veterinarios oficiales y productores, en beneficio directo de consumidores y socios comerciales del país.

Trujillo Arriaga indicó que el ingreso de plagas y enfermedades animales y vegetales es una amenaza permanente para los países, ya que pueden impactar en el desarrollo económico e incluso poner en riesgo la salud pública, en el caso de patógenos zoonóticos.

Destacó que en salud animal, el Senasica practica análisis sistemáticamente a hatos de más de 50 millones de bovinos, caprinos y ovinos, averíos de casi 600 millones de animales y piaras de casi 19 millones de cerdos, con el fin de dar testimonio auditable de la ausencia de enfermedades de interés cuarentenario.

En el rubro de sanidad vegetal, el funcionario de Agricultura expuso que la vigilancia epidemiológica es aún más compleja que en salud animal, ya que existen más de 100 productos vegetales que son susceptibles a múltiples plagas y enfermedades de importancia económica, como la mosca del Mediterráneo y la fusariosis del banano.

Agregó que a través de protocolos bien aplicados, el estatus sanitario de México es reconocido a nivel internacional, ya que a lo largo de los años ha demostrado a sus socios comerciales la ausencia de plagas y enfermedades y, en caso de incursiones, ha demostrado tener la capacidad  de contener y erradicar los brotes.

En el área de inocuidad, el director en jefe del Senasica señaló que la dependencia de Agricultura impulsa programas para disminuir los riesgos de contaminación física, química y microbiológica de los alimentos, como los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) y el Buen Uso y Manejo de Plaguicidas (BUMP).

Indicó que el principal reto de los técnicos mexicanos es ampliar las certificaciones en buenas prácticas a un mayor número de productores, lo que tiene como beneficio garantizar la ausencia de patógenos como salmonella y cyclospora y, con ello, mantener la elegibilidad de los mercados internos y externos más competitivos.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Juan Cortina Gallardo, resaltó que la industria reconoce al Senasica como un patrimonio nacional y un gran activo para potenciar la productividad agrícola, pecuaria, acuícola y pesquera.

Aseveró que el principal reto es mantener y fortalecer el estatus sanitario y aumentar la productividad con la misma extensión de las unidades de producción, para lo cual es necesario adoptar más y mejores tecnologías, que al mismo tiempo sean sustentables.

Indicó que gracias al trabajo conjunto con Agricultura, el sector crece cada año, al punto que en la actualidad representa cerca del 10 por ciento del total de las exportaciones y genera más divisas que las ventas al exterior de crudo, turismo y la inversión extranjera directa.

Cortina Gallardo puntualizó que, a través del cumplimiento de las medidas sanitarias y la adopción de buenas prácticas, la industria busca ampliar el mercado interno y diversificar el externo, principalmente a Medio Oriente, Unión Europea y los principales mercados asiáticos como China, Japón, Corea.

Continuar leyendo

porcícola

Trabajan Agricultura, legisladores e industria, para proteger producción porcícola

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Con el objetivo de fortalecer las tareas preventivas para reducir el riesgo de entrada y diseminación de la peste porcina africana (PPA) en México, la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural convocó al Poder Legislativo y al sector productivo nacional a continuar promoviendo la notificación oportuna de sospechas de la enfermedad, a fin de que la autoridad sanitaria tenga elementos para responder de manera rápida y eficaz, en caso de que se presente una emergencia en cualquier región del país.

Tenemos que ser exitosos, fallar no es opción, porque lo que está en juego es el abasto de una proteína estratégica para los consumidores mexicanos, así como el sustento de miles de familias que se dedican a la porcicultura, la mayoría de ellas de pequeña y mediana escala, afirmó el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga.

 

Al participar en el foro «La Industria Porcícola en México, Retos y Oportunidades», que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados, celebró la iniciativa de la Comisión de Ganadería de priorizar en la agenda legislativa los temas zoosanitarios, en coordinación con la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex).

Señaló que desde hace más de cuatro años, cuando la PPA comenzó a diseminarse por Asia y Europa, el Gobierno de México y la industria han fortalecido sus sistemas de bioseguridad e invertido la mayor parte de sus esfuerzos en tareas de vigilancia epidemiológica, capacitación a personal técnico y blindaje de los puntos de entrada de mercancías agroalimentarias de otros países.

El director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, precisó que el organismo de Agricultura está preparado en las 32 entidades del país para detectar rápidamente si se presentara la enfermedad, ya que cuenta con un ejército de médicos veterinarios que atienden decenas de notificaciones semanales de casos sospechosos.

Explicó que los signos clínicos de la PPA son semejantes a las de más de 20 enfermedades rojas de los cerdos, por lo que es importante tomar muestras y analizarlas en laboratorios oficiales, equipados con tecnología de punta y con el máximo nivel de bioseguridad.

Detalló que las 24 horas al día, más de mil 600 inspectores vigilan los puertos, aeropuertos y fronteras del país y se aplica un protocolo especial y riguroso en embarcaciones y aeronaves provenientes de naciones europeas, asiáticas y africanas afectadas por la PPA, además de República Dominicana y Haití que recientemente han presentado brotes.

Gay Gutiérrez dijo a los diputados y representantes del sector productivo que Senasica cuenta con una experiencia de más de 70 años para detectar, controlar y erradicar enfermedades de los animales de impacto devastador como la fiebre aftosa, la fiebre porcina clásica y la enfermedad hemorrágica viral de los conejos tipo 1, las cuales una vez erradicadas no han vuelto a entrar a territorio nacional.

Al subrayar la valía de los comentarios de los representantes del Senasica, el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rubén Moreira Valdez, se comprometió a difundir los materiales del foro entre las diversas fracciones, a fin de que se conviertan en insumos para materializar propuestas legislativas que fortalezcan a la industria porcina.

Este tipo de foros sensibiliza a los legisladores y nos da una orientación para resolver futuras situaciones, plantear temas presupuestales y después presentarle a las autoridades nuestras inquietudes, todo en beneficio del campo mexicano, puntualizó.

La presidenta de la Comisión de Ganadería en San Lázaro, Refugio Camarena Jauregui, indicó que la porcicultura es una de las fuentes de empleo y de abasto de alimentos más importantes de México y el mundo, por lo que protegerla es responsabilidad de todos los actores políticos, privados y sociales.

Señaló que los integrantes de la Comisión trabajan en propuestas para concretar fondos de aseguramiento para el sector productivo, a fin de estar preparados para proteger el patrimonio pecuario de la amenaza de enfermedades exóticas cómo la peste porcina africana.

El presidente de Opormex, Heriberto Hernández Cárdenas, llamó a los productores del país a mantener las medidas de bioseguridad en sus unidades de producción, las cuales permiten que México sea uno de los pocos países que no tienen barreras sanitarias para el comercio exterior de carne de cerdo.

Precisó que a nivel mundial, México es el octavo productor y quinto exportador de productos de cerdo, a más de 27 destinos internacionales, incluido el envío de animales vivos, lo cual otorga al sector un valor superior a 79 mil millones de pesos anuales.

Subrayó que la mayor parte de esa riqueza se queda en las áreas rurales más rezagadas del país, por lo que la actividad es, además, un fuerte componente de bienestar y desarrollo social.

Hernández Cárdenas refrendó el compromiso de la industria con la autoridad sanitaria para mantener a México como país libre de PPA y adelantó que existe también un trabajo con sus agremiados para reaccionar ante una posible incursión de la enfermedad y, con ello, proteger a la industria nacional.

El director general de la Organización, César López Amador, destacó que México es el principal proveedor de carne de cerdo a Japón, uno de los mercados internacionales más exigentes en materia de sanidad e inocuidad, lo cual demuestra el compromiso y la excelencia de la industria pecuaria mexicana.

La directora ejecutiva de la Industria Farmacéutica Veterinaria (Infarvet), Alexandra Luna Orta, señaló que la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM) se ha convertido en un problema de gran magnitud que amenaza la salud de las especies ganaderas.

Comentó que es necesaria la participación multisectorial del gobierno federal, productores, industria, academia y organizaciones científicas para fortalecer la formación y capacitación permanente de profesionales veterinarios, propiciar la correcta aplicación de medicamentos en los animales y evitar problemas de salud pública.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.