Contáctanos

Agricultura

Maíces nativos  y  riqueza gastronómica

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO . – Expertos en gastronomía y en biodiversidad del maíz y campesinos de diversas regiones del país destacaron que la riqueza de variedades y cualidades alimentarias, nutricionales e incluso medicinales de este grano requiere de mayor valoración y conocimiento social y del Estado con el fin de promover, con política pública, una siembra más consistente de las razas nativas en país y propiciar así mayor variedad de platillos en las cocinas de los mexicanos.

En la videoconferencia “Platillos del maíz; cultura gastronómica ancestral y contemporánea”, realizada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, resaltó la importancia de que los productores mantengan viva la diversidad maicera, con alrededor de 60 razas nativas, y que en ello se realicen prácticas sustentables, agroecológicas, con cuidado al medio ambiente, los recursos agua y suelo y la salud de los consumidores.

La investigadora, activista y defensora de la gastronomía nacional y de nuestros maíces, Cristina Barros Valero, subrayó la relación ancestral del maíz con los mexicanos, que pasó de planta silvestre teocintle al cereal que conocemos, con mazorca, mediante una comunicación de conocimientos ininterrumpida durante unos mil años, esto es 300 generaciones, y ocurrió gracias a la mano humana.

En su intervención en el ciclo de conferencias “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, señaló que en la milpa el maíz tiene una correspondencia estrecha con otros cultivos y eso se revela también en la mesa.

Por ejemplo, dijo, el frijol aporta cantidades grandes de nitrógeno al suelo, nutriente que requiere el maíz para su crecimiento, y éste le da sostén a la leguminosa para su desarrollo, y en la mesa ambos alimentos potencian sus cualidades nutricionales (proteínas y fibra, entre otras).

Del maíz, comentó, se aprovecha todo: raíz, caña, espiga y fruto, y se utiliza en diversos momentos de su crecimiento: el elote muy tierno en ensaladas; maduro, para hervir y asar; en trozos, para guisos como el mole de olla y pucheros; desgranado, en esquites, frituras y sopas, y germinado, es base de bebidas como el tejuino o tesgüino.

El chef e investigador de la cocina mexicana, Ricardo Muñoz Zurita, consideró que existe un “racismo culinario” ante la comida indígena y heredada de nuestros antepasados.

“Eso es algo triste, pero sin relevancia y falso. Ahora, cuando la ciencia participa en la nutrición, podemos ver cómo los antiguos mexicanos pudieron descubrir y desarrollar alimentos nutritivos como el pozol, que es bebida que consumen muchas personas para ir fuertes a trabajar al campo, o el pinole, que se obtiene de maíz tostado y molido, y que deportistas extremos lo consumen antes de sus rutinas para obtener energía”, agregó.

Detalló alimentos elaborados a base de maíz, que son producto de creatividad de generaciones de mexicanos, como la tortilla, tlacoyos, gorditas, totopos, tamales, elotes dulces y salados, panqués, pozoles y palomitas.

Asimismo, de subderivados de este cereal, como la masa, y las tortillas que elaboran los ñañús, de Querétaro y Guanajuato, y a las que estampan sellos.

Resaltó particularmente la tecnología desarrollada con equipo y creatividad para generar el proceso de nixtamalización.

El investigador del Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Flavio Aragón Cuevas, experto en recursos genéticos y diversidad de maíces de Oaxaca, indicó que en esta entidad –líder en riqueza de maíces nativos y en cultura culinaria— existe un abanico de semillas que aprovechan los pueblos indígenas en una gran diversidad de climas y suelos; todos adaptados a cada localidad.

Refirió que hay más de 30 razas de maíz que se cultivan en 600 mil hectáreas del estado, la mayoría nativas; algunas con bajos rendimientos (1.22 toneladas por hectárea) y muchas con nulo uso de agroquímicos, por lo que son maíces orgánicos.

La importancia del maíz en Oaxaca, refirió, es crucial y por ello es necesario preservar la riqueza genética del grano frente a la amenaza de los transgénicos. Oaxaca, expuso, es un estado donde 27 por ciento de la población sufre pobreza alimentaria y es expulsor de migrantes hacia Estados Unidos.

El investigador consideró necesario impulsar la siembra de maíces nativos alrededor de las grandes ciudades para fomentar la economía campesina, preservar los maíces y permitir que la sociedad goce de la gran diversidad gastronómica que ofrece el maíz.

Participan productores de maíz de Oaxaca, Jalisco, Chihuahua y Chiapas

Emiliano Jiménez Martínez, de San Pedro Tututepec, Juquina, Oaxaca, habló de la milpa y los diversos alimentos, como los cuatro básicos: maíz, frijol, chile y calabaza, todos ellos con funciones agroecológicas y de complementariedad unos con otros.

Pascual González Callejo, productor rarámuri del municipio de Bocoyna, Chihuahua, habló del maíz y su cultivo como elemento de seguridad alimentaria en la Sierra Tarahumara.

Ramón Vázquez Mejía, productor de maíces criollos en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, expresó su experiencia como participante en la Estrategia de Acompañamiento Técnico del programa Producción para el Bienestar, que se enfoca a impulsar un tránsito hacia prácticas sustentables, por medio del diálogo de saberes entre el conocimiento heredado de los campesinos y el conocimiento científico.

José Bernardo Magdaleno Velasco, de la región La Fraylesca, Chiapas, abordó la producción de maíz con prácticas agroecológicas y la mejora de ingresos que ello supone. Dijo que, para él, el cultivo de maíz con un uso, cada vez menor, de agroquímicos es algo invaluable y se favorece la salud humana.

 

 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Mejoran rendimiento y calidad del garbanzo

Published

on

CIUDADAD DE MÉXICO. – Ante los efectos del cambio climático, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), desarrolla tecnología para producir nuevas variedades de garbanzo blanco y forrajero con mejor rendimiento y calidad en Baja California Sur.

Esta innovación científica –que aplican técnicos del organismo— contribuirá a incrementar la producción y calidad de la leguminosa, en beneficio directo de los agricultores de pequeña y mediana escala, además de contribuir a la seguridad alimentaria del país, destacó.

En el caso del garbanzo grano, refirió Agricultura, se estima incremento en el rendimiento y calidad del producto de al menos 15 por ciento, con disminución en el volumen de agua utilizada en su cultivo y en la cantidad de agroquímicos.

Como parte de la investigación se implementó un Laboratorio de Biología Molecular en el Sitio Experimental Valle de Santo Domingo, donde se desarrolla el programa de mejoramiento, investigación y diagnóstico sanitario de esta leguminosa, detalló la dependencia federal.

En los dos primeros años de desarrollo, la investigación ha generado ocho eventos de capacitación y difusión, con la participación de 402 personas, entre productores, técnicos, investigadores y estudiantes, así como 37 publicaciones científicas y técnicas, informó.

Esta leguminosa demanda bajo consumo de agua –un recurso escaso en Baja California Sur— y se le considera de importancia económica para la entidad (que ocupa el quinto lugar en la producción nacional del cultivo), debido principalmente a la entrada de divisas, ya que el garbanzo de calidad que se produce ahí es mayormente para exportación.

En este sentido, como parte del paquete tecnológico para producir garbanzo tipo blanco, se implementó un modelo meteorológico de pronóstico de probabilidades de ocurrencia de las enfermedades de mayor importancia, a fin de que los tomadores de decisiones sustenten medidas de mitigación de los efectos del cambio climático, señaló.

De igual forma, se aporta tecnología para el manejo de garbanzo forrajero y se impulsa el uso de semilla básica de las variedades sugeridas, mediante un programa de transferencia de tecnología, capacitación, difusión y eventos demostrativos en la zona del valle de Santo Domingo, Baja California Sur, abundó la Secretaría.

El proyecto “Generación de tecnología de producción y validación de nuevas variedades de garbanzo blanco y forrajero para mejorar su rendimiento y calidad, ante los efectos del cambio climático en el estado de Baja California Sur”, es financiado por un fondo mixto entre los gobiernos federal y estatal.

Los resultados varían en la forma en que se proponen las acciones para la generación, validación y transferencia de tecnología a los productores, en aspectos de variedades y en la actualización del paquete tecnológico para producir tanto garbanzo blanco como forrajero.

En ambos productos se evalúan fechas de siembra, manejo óptimo de riego, nutrición, control adecuado de las principales plagas y uso de insecticidas para su control, así como la determinación de los agentes causales de las principales enfermedades del garbanzo en la región.

El garbanzo es una de las leguminosas de mayor consumo en el mundo. Entre los beneficios que aporta a la salud están su alta concentración de proteína y diferentes compuestos con actividad antioxidante, antihipertensiva, hipocolesterolémica y anticancerígena.

Continuar leyendo

Agricultura

Acciones contra la mosca del Mediterráneo

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), en coordinación con productores y personal estatal de Colima, aplican acciones de control y erradicación contra la mosca del Mediterráneo en ocho municipios de la entidad y vigilan cuatro estados circundantes para evitar la dispersión de la plaga detectada en abril.

Los especialistas de Sanidad Vegetal han delimitado 82 kilómetros con presencia de la plaga en los municipios de Manzanillo, Armería, Tecomán, Coquimatlán, Comala, Colima, Villa de Álvarez e Ixtlahuacán, informó el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

 

Detalló que de manera preventiva se fortaleció la red de trampeo en los estados de Jalisco, Michoacán, Guerrero y Nayarit, con el fin de evitar que la plaga se desplace a esas entidades.

En Colima se instalaron dos mil 756 trampas, ocho mil 93 estaciones cebo y 642 trampas aniquiladoras de machos en un área de 777 kilómetros cuadrados. También, se recolectaron mil 350 muestras de frutos y se destruyeron 11 mil 610 kilogramos de frutos hospedantes.

Los especialistas asperjaron vía terrestre más de dos mil 870 hectáreas en comunidades urbanas y rurales y, como medida precautoria, cuatro mil 474 hectáreas de áreas de producción.

El insumo utilizado para las aspersiones es un producto orgánico específico, el cual no daña a otras especies de insectos benéficos, como los polinizadores, resaltó el Senasica.

Dijo que también se liberaron 400 mil avispas parasitoides, que son criadas en la Planta Moscamed de Metapa de Domínguez, Chiapas, y tienen como función depositar sus huevecillos en larvas de la mosca que se ubican dentro de los frutos, con lo cual se evita su desarrollo.

En las próximas semanas, Senasica comenzará a aplicar la Técnica del Insecto Estéril, para lo cual liberará cada semana 20 millones de moscas del Mediterráneo estériles, a fin de que se apareen con hembras silvestres y se evite de esta manera su reproducción.

El organismo indicó que gestiona la publicación en el Diario Oficial de la Federación del Dispositivo Nacional de Emergencia contra la mosca del Mediterráneo, que especifica el área reglamentada, los nombres científicos y comunes de los frutos hospederos de la plaga sujetos a regulación, los Puntos de Verificación e Inspección Federal y las medidas fitosanitarias de control y erradicación.

Al evitar que la plaga se establezca en nuestro país, abundó, el Gobierno de México protege alrededor de 1.9 millones de hectáreas a nivel nacional de los principales cultivos hortofrutícolas que la plaga podría afectar y que tienen un valor superior a 189 mil 470 millones de pesos.

En Colima el Senasica protege una producción agrícola de aproximadamente 3.6 millones de toneladas, con valor estimado en siete mil 993 millones de pesos.

La mosca del Mediterráneo Ceratitis capitata (Wiedemann) es una de las plagas no nativas de nuestro país del más alto poder destructivo para la hortofruticultura, de la cual México es libre. Los países que la tienen establecida en su territorio son sujetos a severas restricciones cuarentenarias que les impiden colocar más de 250 frutos productos hortofrutícolas en el mercado internacional.

Continuar leyendo

Agricultura

Sector primario fundamental para erradicar la pobreza

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La apertura económica del país no atendió con eficacia, igualdad y justicia a los productores más vulnerables del campo y la pesca, por lo que el Gobierno de México trabaja en un nuevo modelo para erradicar la pobreza y marginación en el sector, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Enfatizó que este gobierno se ha propuesto atender la gran deuda social acumulada en el campo y la pesca. Erradicar la pobreza y la marginación debe ser tarea de todos sus actores, pues con ello se contribuye a la estabilidad económica y social del país, expresó.

Para acceder con éxito al futuro, tendremos que saldar cuentas pendientes con el pasado reciente, destacó al dictar la conferencia “La política de aprovechamiento del campo y los mares del Estado mexicano”, en el Colegio de Defensa Nacional.

Resaltó que en esa dirección se dirige México, al atacar los orígenes que causan la migración, inseguridad y violencia, a través de una política de Estado que lleva oportunidades y equidad al campo y la pesca mediante los programas prioritarios que tienen como característica apoyar de manera directa, sin intermediarios, a los productores, con énfasis en quienes más lo necesitan.

 

Ante oficiales militares y civiles de la maestría en Seguridad Nacional dijo que nuestro país está entre los líderes mundiales en la producción y exportación de alimentos, y que se tiene el reto de que esta situación se refleje cada vez en mayor medida en la calidad de vida de los campesinos, productores de pequeña escala e indígenas.

Subrayó que la seguridad alimentaria juega un papel preponderante dentro de la seguridad nacional, por lo que se refuerzan los programas prioritarios de atención directa al productor, en especial en zonas marginadas del país.

El funcionario expuso también que la atención a los fenómenos migratorios en zonas rurales y el estímulo de oportunidades para los jóvenes en las actividades del campo y la pesca son asuntos que pueden verse beneficiados a partir del desarrollo del sector primario.

Destacó que el Gobierno de México fortalece el trabajo interinstitucional en diferentes frentes de la agricultura y la pesca. Ejemplo de ello, dijo, es el apoyo de las fuerzas armadas, como la de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional en la entrega de fertilizantes y en el programa de estimulación de lluvias, y la vigilancia de los litorales del país por parte de la Secretaría de Marina.

Apuntó que dentro de los programas y acciones para llevar mejores oportunidades al sector primario están Producción para el Bienestar, Fertilizantes para el Bienestar, Precios de Garantía y Bienpesca, que benefician de manera directa a alrededor de tres millones de productores de pequeña y mediana escala del país.

Comentó que la Secretaría de Agricultura tiene el objetivo de diversificar los mercados y acompañar a los productores con los bienes públicos, como la investigación, asistencia técnica, capacitación, información e inteligencia comercial y la sanidad e inocuidad agroalimentaria.

Ello, además de promover alianzas público privadas para la inversión en el sector primario y agroindustrial, con la vinculación de productores, principalmente en el sur sureste del país, zona que cuenta con el recurso agua, mano de obra y el potencial de cinco millones de tierras arables.

Resaltó que en la etapa de contingencia sanitaria, el campo, la pesca y la acuacultura no se detuvieron, con lo que se registró un crecimiento récord en la producción de alimentos en 2020, con 289.3 millones de toneladas, indicador que para este año puede crecer a 290.7 millones de toneladas, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Este logro lo reconocemos a los productores del país, ya que una de las peores amenazas para la seguridad nacional de un país sería la falta de alimentos para la población, subrayó el titular de Agricultura.

Destacó que las exportaciones agroalimentarias crecieron 5.19 por ciento el año pasado, al alcanzar un valor de 39 mil 525 millones de dólares, mientras que las importaciones disminuyeron 5.47 por ciento. Las ventas mexicanas al exterior registraron primeros lugares en aguacate, jitomate, berries, nuez, chile verde, camarón y pulpo.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.