Contáctanos

Agricultura

Maíces nativos, para erradicar el hambre y mejorar la nutrición en el país

Published

on

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) desarrollaron, en una estrategia conjunta, 158 ensayos y viveros de maíz nativo y de cultivos de la milpa en Oaxaca, Michoacán y el Estado de México con el objetivo de consolidar un esquema que eleve la productividad sustentable y el bienestar de las comunidades milperas.

Con esta iniciativa conjunta, a través del Programa MasAgro se busca revitalizar la milpa y ampliar la investigación y el consumo de maíces nativos al representar éstos un potencial productivo que contribuirá a que la población mexicana tenga acceso a una alimentación sana, nutritiva y suficiente, indicó Agricultura.

En la Península de Yucatán, el CIMMYT y su red de colaboradores —mediante el enfoque de intensificación sustentable de MasAgro— afianzaron acciones que han sido reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como una de las soluciones más innovadoras para fomentar el desarrollo de las comunidades rurales y los grupos indígenas, abundó.

Destacó que, en el país, los maíces nativos se adaptaron a las más diversas condiciones geográficas y a distintos usos, por lo que podría haber importantes pistas para desarrollar variedades resistentes a las enfermedades, la sequía y otras condiciones extremas derivadas del cambio climático.

Agricultura subrayó que el potencial de estos maíces, sin embargo, no se limita a su valor biológico puesto que se extiende al terreno de la economía, pues, aunque actualmente 99.7 por ciento del consumo total de maíz en México corresponde a granos blanco y amarillo, los de colores recién han despertado el interés en nichos del mercado que demandan productos nutritivos de alta calidad producidos artesanalmente y con inocuidad y bajo impacto ambiental.

Histórica y culturalmente la milpa se caracteriza por su diversidad y asociación de cultivos. Existe desde hace por lo menos cuatro mil 500 años y, debido a las nuevas dinámicas socioeconómicas y la paulatina pérdida de su productividad por diversos factores, como la persistencia de prácticas inadecuadas, hoy su cultivo está siendo abandonado, hecho que fomenta fenómenos migratorios y pérdida de diversidad biológica, refiere un reporte del CIMMYT.

Además, agregó el organismo, es el sistema de producción que ha dado origen a la gran diversidad de maíces nativos (se han identificado 64 grandes grupos o razas de maíces originarios de México, pero solo se han aprovechado menos de 10 para el mejoramiento de maíz).

A pesar de su amplia variedad, datos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) indican que en el país el maíz nativo representa apenas 0.8 por ciento de las hectáreas sembradas de este grano y su consumo solo alcanza 0.3% del total, destinándose primordialmente al autoconsumo de las comunidades campesinas e indígenas, las cuales son 80% de los productores de este cereal.

Ante este panorama, subraya, han surgido diversas iniciativas para proteger los maíces nativos y rescatar la milpa (algunas desde la normatividad y otras desde la investigación), con la finalidad de mantener la diversidad genética de las semillas y las plantas cultivadas, y que los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos sean distribuidos justa y equitativamente, como señalan las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Continúa cosecha de Durazno

Published

on

AGUASCALIENTES, AGS. – Los fruticultores dedicados a cultivar durazno en la entidad, continúan con la cosecha del fruto y este año se estima obtener un volumen de producción de 8 mil toneladas en una superficie de 388 hectáreas en producción, así lo informó el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial del Estado, Miguel Muñoz de la Torre.

De acuerdo al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera son 39 productores los  que participan en esta actividad  y tienen sus huertas establecidas en los municipios de Aguascalientes, Asientos, Calvillo, Cosío y Tepezalá.

Miguel Muñoz señaló que la cosecha inició en junio con variedades tempranas y finalizará en septiembre con algunas variedades tardías, y se tiene la expectativa de lograr un promedio de 20 toneladas por hectárea.

Cabe señalar que por la calidad de duraznos que se producen en Aguascalientes tiene buena demanda a nivel nacional, y se comercializa en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, principalmente.

Finalmente, el titular de SEDRAE señaló que el durazno es uno de los productos que se ubican en el ranking nacional agropecuario, ocupando el séptimo lugar en producción, y destacó el trabajo que realizan los fruticultores en la tecnificación de sus huertas, lo que se refleja en la competitividad que han logrado.

Continuar leyendo

Agricultura

Concluye el 11 Congreso Internacional de Berries

Published

on

GUADALAJARA, JAL. – Con más de 20 conferencias especializadas en dos días de actividades, intercambio de experiencias y encuentros de negocios, este viernes concluyó el Congreso anual de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries, (ANEBERRIES).

Se tuvo la participación de alrededor de mil participantes presenciales y alrededor de 300 más online, se destacaron conferencias como Trips en Berries, Derechos Laborales contenidos en el capítulo 23 del T-MEC dirigido al sector agrícola, Estrategias y oportunidades a través del comercio electrónico, entre otras.

También participaron más de 100 expositores comerciales para presentar las novedades tecnológicas del sector de las frutillas.

 

 

Continuar leyendo

Agricultura

Nuevos Directivos en CIMMYT

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.-  En reunión virtual con integrantes del Consejo Directivo del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural y presidente honorario de este comité, Víctor Villalobos Arámbula, expresó su confianza y apoyo hacia los recientes cambios en el equipo de liderazgo del organismo.

“En nombre de los agricultores de México, y también de todas las personas y gobiernos de los países que apoyan el importante y significativo trabajo del CIMMYT, agradecemos su apoyo, liderazgo y contribuciones”, indicó en el acto en el que participaron la presidenta saliente del Consejo Directivo Internacional del organismo, Nicole Birell, y Martin Kropff, quien estuvo al frente del Centro desde 2015 y que ahora se desempeñará como director global de Sistemas Agroalimentarios Resilientes del CGIAR —asociación de investigación global que integra a 15 centros de investigación científica internacionales en todo el mundo y del cual forma parte el CIMMYT.

Asimismo, Villalobos Arámbula dio la bienvenida a Margaret Bath, presidenta entrante del Consejo Directivo Internacional del CIMMYT, y a Bram Govaerts, nuevo director general del centro de investigación científica internacional con sede global en México.

“Necesitamos su entusiasmo y compromiso para continuar y hacer frente a los desafíos a los que como humanidad nos enfrentamos y que serán más complicados en el futuro, pero sustentando las decisiones en el conocimiento y en la investigación se podrán superar. Sabemos y reconocemos su labor en beneficio de los productores de México y el mundo, cuentan con nuestro apoyo para seguir trabajando por el bien de la humanidad con el orgullo de contar con la sede global del Centro”, indicó el secretario.

Villalobos Arámbula refirió que durante su participación en la Pre-Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas destacó que lo desarrollado en México es ejemplo de que es posible y necesario priorizar acciones conjuntas para solucionar problemas en lugar de sólo discutirlos.

“Lo que se hace con la asociación público-privada en México y los esquemas de abastecimiento sostenible son únicos en el mundo y tenemos que compartirlo”, agregó.

“Necesitamos acompañar a los programas nacionales y trabajar juntos, esa es la única forma en que podremos superar los problemas que enfrenta el campo. Los centros de investigación jugarán un papel importante y por eso reconozco y aprecio la contribución del doctor Bram a la agricultura de México”, expresó.

El titular de Agricultura mencionó que es importante que la investigación científica se traduzca en soluciones efectivas y simples para los agricultores: “Hemos estado hablando con productores de pequeña escala en municipios de alta marginación en Guerrero y mencionaron el apoyo que han recibido del CIMMYT, particularmente la forma en que aprovechan todo tipo de contribución que les brinda. Creo que estamos haciendo lo necesario para acercar la ciencia a los agricultores y mejorar su calidad de vida, que es nuestro objetivo común”.

Por su parte, Bram Govaerts manifestó que el CIMMYT y la Secretaría de Agricultura tienen “una tarea compartida para marcar la diferencia con los pequeños agricultores”.

Seguiremos trabajando sobre cómo podemos lograrlo juntos, en alianza con la red de colaboradores que incluye al Instituto Nacional de Investigación Forestal, Agrícola y Pecuaria (INIFAP), Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), entre otros, indicó el nuevo director general del CIMMYT.

“Todos estamos bastante inspirados por lo que ha sido posible lograr en México. Hemos visto que funciona y estamos emocionados de compartir esta historia alrededor del mundo”, comentó Nicole Birell.

Subrayó el impacto de las asociaciones entre los distintos sectores, lo cual, además, constituye uno de los pilares del CGIAR—junto con la excelencia científica y el desarrollo de capacidades—.

Margaret Bath comentó que “los desafíos sociales complejos, como el cambio climático y la inseguridad alimentaria, se resuelven mejor cuando el gobierno, el sector privado y el mundo científico-académico trabajan juntos de manera global”.

Reiteró su compromiso para que la ciencia desarrollada desde el CIMMYT esté dirigida siempre hacia el beneficio de los agricultores.

“Resultado de la investigación y del trabajo que comenzamos en México y que llevamos a otros países, hoy hay un retorno de inversión de mil millones de dólares anuales para los pequeños agricultores en África y tres mil millones a nivel mundial”, mencionó Martin Kropff.

Resaltó el importante papel de la ciencia que se desarrolla en México para lograr la seguridad alimentaria y el desarrollo sustentable a nivel global.

“Hay sistemas agroalimentarios brillantes. Uno de los más importantes es MasAgro-Cultivos para México, con él se ha logrado trabajar a gran escala con cientos de miles de agricultores, ayudándolos a mejorar su situación económica, su salud y sus dietas”, expresó.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.