Contáctanos

Ganadería

Viable, elevar la producción lechera y alcanzar la autosuficiencia, coinciden productores y gobierno

El consumo anual de leche en México es de 16 mil 120 millones de litros.

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – México cuenta con el suficiente conocimiento técnico para elevar su producción de leche, en un promedio de cuatro a cinco por ciento anual y en un mediano plazo lograr la autosuficiencia, coincidieron el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, y el presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), Vicente Gómez Cobo.

Al participar en el Foro para el Impulso del Sector Lechero Nacional, en el Salón Verde de la Cámara de Diputados, Suárez Carrera manifestó su respaldo a propuestas hechas por el presidente de Femeleche, enfocadas a un ordenamiento del mercado nacional vía tasas compensatorias y normatividad.

Hizo un llamado a los legisladores a atender lo relativo al tema de gravámenes y dijo que el Ejecutivo está dispuesto a mejorar normas oficiales y garantizar su cumplimiento.

“Debemos alcanzar la autosuficiencia en leche para beneficio del sector lechero, principalmente de los pequeños y medianos productores, para los consumidores y para la salud de toda la población”, afirmó el subsecretario en el foro.

Consideró que en el Poder Legislativo debe imperar el fundamento de la Cuarta Transformación de separar el poder económico del poder político, a fin de que las decisiones sobre gravámenes que tomen los legisladores, en el marco de la próxima votación de la Ley de Ingresos, atiendan el interés público y no se sometan a los dictados de intereses particulares y de presiones de grupos de poder empresarial, como sí ha ocurrido en los regímenes pasados.

El presidente de la Femeleche, Vicente Gómez Cobo, expuso una propuesta de fomento a la producción de leche y dijo que es plausible que este sector crezca en cuatro o cinco por ciento anual sostenido en los próximos años.

Destacó la necesidad de que los legisladores aprueben una tasa compensatoria de 15 pesos por kilo a la leche en polvo descremada (lpd), a efecto de evitar competencia desleal con la leche fluida nacional.

Afirmó que hay experiencias que demuestran que este tipo de gravámenes aplicados a ingredientes no distorsionan el precio al consumidor, y en este caso se prevé que propicie una preferencia de los procesadores lácteos a comprar leche doméstica.

La lpd, dijo, se utiliza como un extensor y sustituto de la leche producida por los ganaderos y no permite una competencia leal, además de que inhibe el desarrollo de la ganadería nacional.

Hay un mecanismo denominado check off que aplica en Estados Unidos en diversos productos. El gravamen propuesto sería algo similar, detalló.

Gómez Cobo señaló también la conveniencia de que los productores lecheros, unos 240 mil en el país, se integren a la cadena de valor, a fin de que tengan mejor acceso a los mercados y a los mecanismos que mejoren su productividad, y para ello es necesario que se modifique la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR), que el régimen preferencial de este impuesto al sector primario se extienda a toda la cadena.

La intención de Femeleche es que, con ese cambio al ISR, los productores puedan conformar esquemas similares a una cooperativa europea o estadounidense, “nosotros le llamamos cadenas de servicio al costo”, donde los ganaderos lecheros se asocien para comercializar, procesar y transportar sus productos.

Otro planteamiento de Femeleche es que se profundice el trabajo ya iniciado de definición de normas oficiales mexicana (NOM) para todo el sector de lácteos, a fin de evitar en el mercado productos de bajo costo que engañan al consumidor y que compiten deslealmente frente a productos de mejor calidad nutricional.

Se publicaron en fechas recientes NOM para leche en polvo, yogurt y queso y entrarán en vigor el año próximo. “Estamos a unos pasos” en estas normas, aseguró.

El directivo dijo que la lucha de los lecheros en el tema de normas suma 12 años.

“Hoy a México entran productos que en sus países de origen están catalogados para uso pecuario, porque acumulan cierto tiempo de almacenamiento y, si bien son inocuos, han perdido valores nutricionales, sus proteínas se han degradado. Hay quesos análogos en el mercado que no tienen un gramo de leche. Eso se va a acabar”.

Ligado al tema, consideró necesario que el etiquetado de los alimentos dé certidumbre a los consumidores; que no falsee la información.

El subsecretario Víctor Suárez y el presidente de Femeleche coincidieron en la necesidad de fortalecer a los productores lecheros, particularmente los pequeños y medianos, incluso con mecanismos normativos y contractuales para la comercialización.

Dijo Gómez Cobo: “Queremos equilibrios”, y comentó que los 240 mil productores comercializan su leche con muy pocos procesadores.

Por ejemplo, hay 40 mil productores que entregan leche a unas 10 mil queserías, y de estas 15 compran la mitad. Eso genera desequilibrios en las negociaciones.

“El productor es pequeño y el comprador es grande. A los productores les urge vender, tienen que vender leche todos los días, y los compradores no necesitan comprar todos los días», añadió.

De acuerdo con un diagnóstico de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, la producción lechera de México sumó 12 mil 800 millones de litros en 2018. El país es el primer importador de leche en polvo y el quinto en leche fluida; en 2018, importó el equivalente a tres mil 740 millones de litros de ambos productos, más 2.3 millones de toneladas de otros lácteos.

El consumo anual de leche en México es de 16 mil 120 millones de litros, esto es, 122 litros anuales percápita, pero hay margen para que este último crezca a 188 litros percápita, que es la recomendación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señala el diagnóstico.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ganadería

Realiza asamblea ordinaria Unión Ganadera Local

Published

on

AGUASCALIENTES, AGS. – El secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Miguel Muñoz de la Torre asistió a la Asamblea General Ordinaria de la Asociación Ganadera Local de Aguascalientes que preside Gustavo Franco Díaz de León.

En el evento, el titular de SEDRAE destacó el trabajo que realizan los ganaderos de la entidad a pesar de la situación por la pandemia y por la actual sequía que aqueja a todo el país, sin embargo, la vocación ganadera que se tiene en el estado ha hecho que este sector productivo no detenga sus actividades productivas.

Por su parte, Gustavo Franco Díaz de León señaló que han estado al pendiente de la buena marcha de la organización asistiendo a reuniones, expidiendo guías de tránsito y colaborando con el Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado, así como en los trabajos que se realizan en el Rancho de Fomento Ganadero que es propiedad de la asociación, entre otros.

Continuar leyendo

Ganadería

Buenas prácticas para combatir enfermedades bovinas

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.-Con el propósito de elevar la productividad y competitividad de los productores lecheros, especialmente los pequeños, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche) alistan un convenio para certificar a los agremiados que lo soliciten, en buenas prácticas pecuarias y capacitarlos en materia de combate a la tuberculosis y brucelosis bovina.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, precisó que la dependencia federal tiene amplia experiencia en materia de certificación de unidades de producción de pequeña escala, ya que de las 750 unidades con las que se trabaja actualmente, más de la mitad son de este tipo.

Aseguró que el Senasica tiene una base sólida en la certificación de varios giros agroalimentarios, como el de cárnicos con el aval Tipo Inspección Federal (TIF),  y el de frutas y verduras, que en breve comenzará a operar en las tiendas de autoservicio afiliadas a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Indicó que las certificaciones se llevan a cabo a petición de parte, por lo que las cuencas lecheras deben sumarse por iniciativa propia y comprometerse a desarrollar los trabajos para garantizar que los productos que llegan a los consumidores están libres de sustancias prohibidas y que aplican los estándares de bienestar animal, y medidas eficaces para reducir los riesgos de contaminación.

Con el fin de prevenir la presencia de plagas y enfermedades bovinas, indicó que los técnicos de Salud Animal están abiertos a capacitar vía remota a los productores que lo requieran, con el objetivo de que conozcan los signos clínicos a los que deben estar atentos en todo momento y puedan notificar al Senasica de manera oportuna, cualquier signo de alarma que detecten.

El funcionario federal invitó al sector lechero nacional a integrarse al Sistema Informático de Trazabilidad de las Mercancías Agropecuarias, Acuícolas y Pesqueras (SITMA), publicado recientemente en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el cual permite fortalecer las garantías de sanidad e inocuidad sobre los alimentos que se producen en México.

Al respecto, el presidente de la Femeleche, Vicente Gómez Cobo, subrayó que a la industria lechera le interesa sumarse a este nuevo sistema de rastreabilidad, lo cual coadyuvará a brindar mayores garantías de sanidad, inocuidad y calidad de los productos lácteos mexicanos a los consumidores nacionales e internacionales.

Sobre buenas prácticas pecuarias, indicó que más de 10 mil productores del gremio han recibido capacitación en buenas prácticas de ordeña, por lo que el adiestramiento adicional que pueda brindarles el Senasica permitirá fortalecer la inocuidad en los procesos de producción.

Subrayó que la capacitación de los especialistas zoosanitarios de Agricultura para la erradicación de tuberculosis y brucelosis en las cuencas lecheras será determinante para mejorar la competitividad de los pequeños productores, ya que además de productos lácteos, la industria aporta anualmente al mercado de cárnicos más de 500 mil cabezas de ganado.

El dirigente del sector lechero señaló que pondrá a disposición de sus agremiados los temas de colaboración con el Senasica, a fin integrar esquemas de capacitación por regiones, por lo que estarían en posibilidad de firmar el convenio durante los próximos tres meses.

Cabe precisar que la aplicación de las buenas prácticas pecuarias en la producción de leche bovina está encaminada a reducir el riesgo de cualquier tipo de contaminación durante todo el proceso productivo, desde la extracción hasta el almacenamiento y la entrega de este producto a los centros de acopio o plantas de procesamiento de lácteos.

Continuar leyendo

Agricultura

Prevén crecimiento de producción Agropecuaria en 2021

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural estimó que al cierre de 2021 se prevé una producción agrícola, pecuaria y pesquera de 290.7 millones de toneladas, 0.5 por ciento más en comparación con las 289.3 millones de toneladas que se alcanzaron el año pasado, pese a la etapa de emergencia sanitaria.

De acuerdo con el documento Expectativas Agroalimentarias 2021, elaborado por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), México se ha consolidado como el tercer productor agropecuario de América Latina y el doceavo a nivel mundial, gracias al positivo dinamismo observado en el sector primario.

Para el rubro agrícola se espera una producción de 264.7 millones de toneladas para el cierre de este año, 0.3 por ciento superior a las 263.9 millones de toneladas de 2020.

 

Para el rubro pecuario se prevé crecimiento de 2.2 por ciento, al pasar de 23.6 a 24.1 millones de toneladas de 2020 a 2021, mientras que para la pesca se pronosticó un alza de 5.3 por ciento, con una producción de un millón 904 mil toneladas, por arriba del millón 809 mil toneladas del año pasado, registradas por el SIAP.

El documento señala que la actividad agrícola, pecuaria y pesquera mexicana transitó en un entorno adverso en 2020, condicionado por el efecto de las medidas de distanciamiento social en el país y en las naciones con las cuales México mantiene un estrecho intercambio comercial de estos bienes.

No obstante, con distintos matices sectoriales, el sector agroalimentario registró, en general, un comportamiento productivo favorable. El volumen obtenido alcanzó 289 millones 275 mil toneladas, que significó un millón 863 mil toneladas adicionales en relación con las del año previo.

Así, la derrama económica en el campo y aguas nacionales superó el 1.2 billón de pesos, resaltó el documento del SIAP.

Indicó que en el año agrícola 2020 se sembraron 21 millones 259 mil hectáreas agrícolas, en las que se cosecharon 263 millones 887 mil toneladas.

El incremento del volumen fue resultado de una mayor cosecha de forrajes y hortalizas; principalmente pastos y maíz forrajero en el primer grupo, y chile verde y pepino en el segundo, explicó.

Los agroindustriales generaron una menor producción, principalmente por una disminución en las cosechas de caña de azúcar.

A su vez, la producción pecuaria mexicana alcanzó 23 millones 580 mil toneladas el año pasado, que representaron 523 mil toneladas adicionales a las totales generadas en 2019.

El volumen fue resultado, principalmente, del aumento en la producción de leche de bovino, carne de ave y huevo para plato. Del lácteo se obtuvieron 286 millones de litros adicionales, del cárnico 102 mil toneladas y del ovoproducto 53 mil toneladas, expuso el SIAP.

En 25 entidades productoras el volumen generado durante 2020 resultó mayor al del año previo, con un ascenso notable de la actividad pecuaria jalisciense, la cual consolidó un incremento de 139 mil toneladas.

De acuerdo con el documento del SIAP, la producción pesquera nacional de 2020 resultó 4.3 por ciento por debajo de la obtenida durante 2019, ante una menor producción de mojarra, macarela, barrilete, pulpo y camarón, principalmente.

La captura de sardina y jurel registraron un comportamiento favorable durante 2020, con alrededor de 675 mil y 46 mil toneladas, respectivamente, resaltó el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

Explicó que la menor demanda de productos pesqueros, asociada a las restricciones de la movilidad social, impactó las pesquerías mexicanas con clara vocación exportadora y generadora de divisas, entre ellas la acuacultura de camarón y la captura de pulpo.

Expuso que en 2020, la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial reportó superávit, por sexto año consecutivo. Fue de 12 mil 347 millones de dólares y es el mayor saldo positivo en 26 años.

En tanto, la balanza de bienes agrícolas reportó en 2020 un superávit de cinco mil 820 millones de dólares, debido a que las exportaciones fueron 53.7 por ciento mayores a las importaciones, refiere el texto Expectativas Agroalimentarias 2021.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.