Contáctanos

Agricultura

Presentan iniciativas ante  desertificación

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que en la atención a la sequía y desertificación que registra el país, México cuenta con iniciativas como MasAgro, que constituyen una acción por el suelo y un recurso para planificar de manera eficiente el uso de la tierra a través de prácticas más sostenibles, toda vez que el agua, es un recurso limitado que se debe proteger.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, celebrado el pasado 17 de junio, bajo el lema “Alimentos, forrajes, fibra”, refirió que en tierras secas se encuentra casi la mitad de la superficie agrícola del país, MasAgro –programa de la Secretaría de Agricultura y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)– desarrolla ciencia aplicada al campo y promueve prácticas agrícolas sustentables (particularmente las orientadas a un mejor aprovechamiento del agua y a la conservación y recuperación de suelos) que permiten mitigar la desertificación en la superficie agrícola.

En diversas zonas semidesérticas, por ejemplo, se ha identificado que los suelos se han adelgazado y tienen bajo contenido de materia orgánica, por lo que su productividad ha disminuido de forma significativa.

En plataformas de investigación de MasAgro instaladas en esas zonas –como la de San Juan del Río I, Querétaro– se han hecho estudios y se han validado prácticas que permiten hacer productiva a la agricultura de temporal en zonas donde la precipitación es escasa y/o errática.

En comparación con la labranza convencional, donde prácticas como el movimiento continuo del suelo favorecen la degradación, las prácticas fomentadas por MasAgro en tierras secas han permitido obtener mayores rendimientos incluso en condiciones de sequía prolongada. Destacan el establecimiento de camas permanentes (arreglo que permite hacer un uso más eficiente del agua), la mínima labranza (que favorece la estructura del suelo y evita la degradación física), la diversificación de cultivos (para incluir cultivos con menor consumo de agua y brindar opciones de forraje, pues la ganadería es común en tierras secas), el aprovechamiento del rastrojo (para evitar la erosión del suelo y conservar humedad) y el Manejo Agroecológico de Plagas (que reduce la probabilidad de degradación química).

Agricultura de Conservación permite reducir el problema de los suelos salinos

Además, la Agricultura de Conservación (cuyos principios básicos son la cobertura del suelo con rastrojo, la mínima labranza y la diversificación de cultivos) permite reducir el problema de los suelos salinos (efecto común de la degradación).

En la plataforma de investigación Francisco I. Madero –ubicada en el Valle del Mezquital, Hidalgo–, diversos estudios confirman que los suelos trabajados con este sistema presentan una menor concentración de las principales sales que originan el problema, por lo que al implementarlo los productores están evitando la presencia de la “costra blanca” sobre la superficie de sus parcelas y evitando efectuar gastos extras en la compra de yeso agrícola para equilibrar la alcalinidad del suelo.

Otros efectos notables de la agricultura sustentable que promueve MasAgro son que permite acumular materia orgánica, reducir la erosión eólica e hídrica que favorecen la pérdida de suelo (ya que en promedio un centímetro de suelo puede necesitar hasta miles de años para formarse, cada gramo de suelo preservado es importante), disminuir la emisión de gases de efecto invernadero (al evitar quemas agrícolas y reducir el número de pasos de maquinaria), incrementar la captura de carbono y desarrollar una agricultura resiliente frente al cambio climático que agudiza la desertificación, las inundaciones y las sequías.

La desertificación es un particular tipo de degradación del suelo que ocurre en tierras secas y puede tener efectos ambientales y sociales muy graves, como la subalimentación y la migración. Se estima, por ejemplo, que 74 por ciento de las personas en situación de pobreza en el mundo son afectadas directamente por la desertificación. Por esto, la lucha contra este fenómeno no solo se ha plasmado entre las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (luchar contra la desertificación y rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones), sino también es el propósito del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra cada 17 de junio.

México tiene aproximadamente 125 millones de hectáreas de tierras secas (zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas) que representan cerca del 65% del territorio nacional. Lamentablemente, la desertificación afecta al 43% de esas hectáreas, potenciando el riesgo de que las tierras de cultivo que ahí se encuentran se vuelvan improductivas. Por su vinculación con la inseguridad alimentaria y los procesos migratorios, la desertificación es un proceso que es fundamental combatir.

La desertificación es diferente a la formación de desiertos, pues esta no solo es inducida por las variaciones climáticas, sino que es causada, fundamentalmente, por la actividad humana (prácticas agrícolas inadecuadas, sobrepastoreo, deforestación, sistemas de irrigación inadecuados e incluso dinámicas socioecómicas poco pertinentes que favorecen la pérdida de cobertura vegetal que protege al suelo). Además, disminuye la productividad y la riqueza biológica de los suelos, ocasionando infertilidad, salinización, alteración de los ciclos biológicos, entre otros problemas.

 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agricultura

Acciones sanitarias de Agricultura impidieron ingreso a México de 191 plagas cuarentenarias

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre enero y diciembre de 2022, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural rechazó la entrada a territorio nacional de dos mil 665 embarques que no cumplieron los requisitos sanitarios de importación, con lo que se evitó el ingreso de 191 plagas de importancia cuarentenaria que significaban un riesgo para el patrimonio agroalimentario del país.

Estas medidas forman parte de las labores que lleva a cabo el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) para disminuir el riesgo de introducción de plagas y enfermedades exóticas a territorio nacional y, con ello, garantizar la sanidad de los alimentos que se consumen en México y proteger el sustento de productores de pequeña y mediana escala, detalló la dependencia.

Para ejecutar estas acciones, dijo, mil 609 oficiales de la Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria (DGIF) del Senasica inspeccionaron más de 45 millones toneladas de mercancías en 436 puertos, aeropuertos, garitas fronterizas y puntos carreteros estratégicos, en donde verificaron documental y físicamente que los embarques fueran seguros.

El personal oficial permitió el ingreso de 43 millones de toneladas de productos agroalimentarios provenientes de más de 100 países, las cuales cumplieron los requisitos específicos, señaló Agricultura.

Las principales mercancías que se importaron corresponden a alimentos de la canasta básica como maíz, trigo y frijol, así como productos cárnicos, acuícolas y pesqueros.

Respecto a los embarques que fueron rechazados porque no cumplieron los requisitos sanitarios de importación, los oficiales verificaron la destrucción o el retorno custodiado del cargamento a su país de origen.

En este tipo de embarques, el personal oficial detectó la presencia de plagas ausentes en México como el gorgojo Khapra y el nemátodo Meloidogyne chitwoodi, además de malezas como la Commelina benghalensis.

Asimismo, agregó, en el ámbito zoosanitario se rechazaron productos por descomposición y presencia de quistes parasitarios y material fecal, entre otros.

Alrededor de 90 por ciento del volumen importado ingresó por diez Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) que coordina el Senasica, de las cuales destacan las de Nuevo Laredo, Tamaulipas con 21 por ciento del total; Colombia, Nuevo León, con 15; Reynosa, Tamaulipas, 14, y Ciudad Juárez, Chihuahua y Tijuana, Baja California, con nueve por ciento cada una.

La dependencia federal subrayó que las importaciones de alimentos a México sólo pueden provenir de países autorizados, que cumplen los requisitos sanitarios para ingresar sus mercancías a México.

Precisó que las direcciones generales de Sanidad Vegetal y de Salud Animal establecen los requisitos para la importación de alimentos con criterios basados en ciencia, los cuales emanan del análisis de riesgo que sus técnicos realizan sobre cada producto, dependiendo del estatus sanitario del país de origen.

Tal como dictan las normas internacionales, los requisitos se establecen con base en la comprobación documental y física del estatus sanitario del país que desea exportar a México determinado producto de origen animal o vegetal, anotó.

Las evaluaciones de riesgo y las medidas de mitigación de riesgo se basan en el cumplimiento de la normativa nacional, así como de las recomendaciones de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA).

A partir de estos instrumentos de análisis es que el Senasica determina las medidas de protección que deben aplicarse a ese producto en específico y, con base en ello, se emiten las Hojas de Requisitos Fitosanitarios y Zoosanitarios que establecen las condiciones para la importación de alimentos.

Agricultura señaló que las condiciones sanitarias de importación de mercancías, además de estar en línea con organismos internacionales, son equivalentes con las aplicadas por los principales socios comerciales del país como Estados Unidos y Canadá.

Con el objetivo de facilitar el intercambio seguro de mercancías agropecuarias, acuícolas y pesqueras y, al mismo tiempo, garantizar el abasto de alimentos en el país, en los últimos meses el Senasica ha trabajado propuestas de actualización, las cuales tienen como principal eje que se cumplan puntualmente las medidas sanitarias y de inocuidad para proteger la producción de alimentos en México.

Continuar leyendo

Agricultura

Interesa a Emiratos Árabes Unidos aumentar importaciones de agroalimentos mexicanos

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, y el ministro de Estado para Asuntos Financieros y Comerciales de Emiratos Árabes Unidos, Ahmed Ali Al Sayegh, sostuvieron una reunión de trabajo para fortalecer la cooperación bilateral en materia de agricultura, seguridad alimentaria e intercambio comercial.

Destacaron el potencial de México con miras a la ampliación de la comercialización de aguacate, frutillas (frambuesa, zarzamora y moras), limones, limas, mango, tomate, hortalizas y garbanzo, que cumplen con los estándares de sanidad, inocuidad y calidad para su exportación.

El titular de Agricultura aseguró que hay la disponibilidad para cubrir estas expectativas y comenzar a trabajar de manera conjunta, con una agenda establecida que permita lograr beneficios mutuos dirigidos también al intercambio de tecnología aplicada en el sector primario.

Destacó que conocer y aplicar experiencias en el campo de la agricultura suma a fortalecer la relación entre ambas naciones, con la garantía y buena reputación de México en la producción de alimentos sanos y de calidad.

Estamos seguros de la calidad y sanidad de todos nuestros productos, estamos hablando de vegetales, frutas y pescados y mariscos que exportamos a 190 países con los más altos estándares de calidad e inocuidad, que son de excelencia, apuntó.

Villalobos Arámbula expuso la importancia de trabajar con Emiratos Árabes Unidos en las dos direcciones para seguir creciendo, basados en la confianza y en la regulación de protocolos sanitarios, con mecanismos que lleven a una permanente innovación en el sector.

El ministro de Estado para Asuntos Financieros y Comerciales de Emiratos Árabes Unidos, Ahmed Ali Al Sayegh, destacó la disponibilidad de ambos gobiernos para encausar una relación más estrecha y sólida en materia de cooperación técnica e intercambio comercial de productos agroalimentarios.

Tenemos un interés común con respecto a la agricultura, buscamos que esta relación nos permita lograr las oportunidades de crecer y apoyarnos mutuamente; estamos en la mejor disposición y gracias a nuestra fuerza lo vamos a hacer conjuntamente, apuntó.

Indicó que a los consumidores de su país les interesan productos mexicanos como mango y aguacate, lo que implica oportunidades de exportación a los productores nacionales de varias entidades del país.

En 2021, la balanza comercial agroalimentaria y pesquera de México con Emiratos Árabes Unidos registró un superávit de 47 millones de dólares. Las exportaciones fueron por 48 millones de dólares y las importaciones de un millón de dólares, con la comercialización de aguacate, berries, productos de panadería, garbanzos, cerveza, tequila, pimienta y productos de confitería y de cacao, así como salsas.

Los principales productos de importación mexicanos en 2021 provenientes de Emiratos Árabes Unidos fueron ácidos grasos de aceites y cebos animales, crustáceos y moluscos, productos de panadería, preparaciones alimenticias, galletas dulces, té negro y verde, chiles secos, confituras, mermeladas y dátiles.

En el encuentro, por México participaron los coordinadores generales de Agricultura, Santiago Arguello Campos, y de Asuntos Internacionales, María de Lourdes Cruz Trinidad.

Por la nación árabe asistieron el embajador de Emiratos Árabes Unidos en México, Ahmed Almenhali, y el primer secretario de la Embajada, Sultan Altaei, entre otros.

Continuar leyendo

Agricultura

Apoyarán en Aguascalientes a productores que utilicen sus remesas en el campo

Published

on

AGUASCALIENTES, AGS.- En apoyo a las familias de migrantes, la gobernadora de Aguascalientes, Tere Jiménez, dio a conocer el Programa Estatal de Apoyo a Productores Familiares de Migrantes, a través del cual las familias podrán acceder a apoyos que les permitan adquirir equipamiento de vanguardia y con ello mejorar sus ranchos, granjas, empresas y cultivos.

“El gobierno estatal impulsa a la gente de trabajo y soluciones a mejorar su economía, además de fomentar la unión familiar, incluso cuando alguno de sus integrantes se encuentre físicamente alejado, pero con el cariño por Aguascalientes”, subrayó.

Tere Jiménez detalló que, a través de este programa, se apoyará a todas aquellas personas y familias que dedican su tiempo a las labores del campo, ya sea en sus parcelas, negocios agroindustriales, cuidado y manejo de establos, entre otros.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), Isidoro Armendáriz, informó que ya está abierta la ventanilla para participar en este programa, misma que permanecerá abierta para la recepción de solicitudes hasta el 31 de marzo del año en curso.

“Aguascalientes registra números importantes en materia de migración; Canadá y Estados Unidos son los principales países en donde viven nuestros paisanos. Las remesas que envían a sus familias tendrán el respaldo del Gobierno del Estado para generar más productividad, más resultados positivos y un campo más próspero”, apuntó el titular de la Sedrae.

Añadió que también se busca mejorar la economía familiar con el esfuerzo de las personas que trabajan en el extranjero, dando valor agregado a la producción agropecuaria y mejorando la infraestructura; asimismo, comentó que el monto del apoyo será de hasta un 75 por ciento del valor del bien a adquirir, sin rebasar los 25 mil pesos por unidad de producción.

Dijo que para mayores informes, las y los interesados en participar en este programa pueden comunicarse al teléfono 449 910 25 95, extensión 2597; o bien consultar a detalle la convocatoria en la plataforma www.agsdigital.com.mx, y una vez que reúnan los documentos, acudir a las oficinas de la Sedrae para realizar su solicitud.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.