Contáctanos

Agricultura

Fortalecen Técnica del Insecto Estéril

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – Con el objetivo de fortalecer las medidas fitosanitarias en América Latina y el Caribe, y con ello elevar la competitividad de sus agricultores para que ingresen a mejores mercados internos y externos, representantes de 18 países, México incluido, intercambian experiencias en foro virtual sobre la Técnica del Insecto Estéril (TIE).

Técnicos de Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela participan en reuniones virtuales en las que discuten la importancia de regionalizar este método de control para disminuir las afectaciones de las moscas de la fruta, endémicas y exóticas.

México es representado por técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, que utiliza la TIE desde hace más de 40 años para combatir la mosca del Mediterráneo en la frontera con Guatemala y desde hace 27 años para el control de la mosca de la fruta del género Anastrepha de importancia cuarentenaria en regiones del país, cuyas condiciones ecológicas lo permiten.

El foro virtual “Fortalecimiento de la seguridad alimentaria mediante planes eficaces de gestión de plagas que utilizan la técnica de los insectos estériles como método de control” es encabezado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los representantes de los ministerios de Agricultura de las 18 naciones coincidieron en que la producción de frutas y hortalizas es una actividad clave en la región de América Latina y el Caribe, ya que representa un impulso para la reducción del hambre, la generación de empleos y la comercialización de productos para el consumo local y el comercio internacional.

Por ello, consideraron que es indispensable atender con acciones regionales los problemas fitosanitarios ocasionados por la mosca de la fruta endémica y especies invasoras no nativas.

Este tipo de plagas, de acuerdo con información del OIEA, pueden reducir el volumen de producción de 15 a 30 por ciento en el sector agrícola, el cual contribuye en más del ocho por ciento del Producto Interno Bruto de los países de la región, destacaron.

Los ministros coincidieron en que la TIE es una herramienta de control efectiva, limpia y amigable con el medio ambiente, por lo que es necesario impulsar su utilización en el combate de este tipo de plagas.

Subrayaron que el foro sirve para que los países con mayor experiencia en el tema compartan conocimientos y lecciones aprendidas.

El oficial técnico del OIEA, Walther Enkerlin, recalcó que la situación de las moscas de la fruta es distinta en cada uno de los países por lo que el proyecto busca transferir tecnología de punta para su vigilancia y control, armonizar el uso de las tecnologías y nivelar su utilización en la región.

Los países de América Latina en donde hay plantas de producción de moscas estériles son México, Guatemala, Chile, Perú, Argentina y Brasil, no obstante, aunque no cuentan con plantas, otras naciones como Belice, República Dominicana, Honduras, Costa Rica y Ecuador también han utilizado la TIE.

La TIE es un método de control biológico que consiste en criar larvas macho en masa que son esterilizadas mediante rayos gamma o X y posteriormente liberadas, de manera sistemática, en áreas con presencia de mosca de la fruta, en donde se aparean con hembras salvajes sin producir descendencia.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) produce semanalmente más de 500 millones de pupas estériles de machos de mosca del Mediterráneo en su planta de cría y esterilización de moscas, ubicada en Metapa de Domínguez, Chiapas.

Con estas acciones evita el establecimiento de la mosca del Mediterráneo en Chiapas y Tabasco y su dispersión al interior del país, lo que permite proteger 1.9 millones de hectáreas de cultivos de los principales productos hortofrutícolas hospedantes de la plaga, que tienen una producción anual de 22 millones de toneladas y un valor comercial estimado en 165 mil 729 millones de pesos.

La colaboración entre el Gobierno de México y la OIEA inició a mediados de los años setenta con el establecimiento del Programa de Erradicación de la mosca del Mediterráneo en México, por lo que por más de 40 años se han establecido sinergias que generan beneficios para ambas partes.

Entre ellas, el organismo de Agricultura ha capacitado a cientos de técnicos provenientes de América Latina y el Caribe en el manejo integrado de moscas de la fruta, lo que incluye la Técnica del Insecto Estéril, a través de cursos que se ofrecen anualmente en el Centro Internacional de Capacitación del Programa Moscamed, ubicado en el estado de Chiapas.

 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Crece producción de chile verde

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – De origen mexicano, la producción de chile verde creció 2.7 por ciento en 2020, al totalizar tres millones 324 mil 260 toneladas, lo que mantiene al país como el segundo productor mundial y con creciente aceptación en los mercados internacionales, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Con base en cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la dependencia federal puntualizó que el valor de la producción en 2020 sumó 34 mil 012 millones de pesos, lo que implicó un alza de 3.8 por ciento respecto de los 32 mil 762 millones de pesos del año previo.

El chile se produce en prácticamente todo el territorio nacional y es en nuestro país donde se cultiva la mayor variedad del mismo, afirmó Agricultura.

Las más de 100 variedades disponibles se concentran en 25 grupos de verdes y 10 de secos, entre los que destacan el jalapeño, poblano y serrano, los considerados dulces, como el morrón.

El chile verde, principal variedad por volumen y valor, se produce durante la mayor parte del año. La cosecha del ciclo otoño-invierno inicia en enero y concluye en agosto, mientras que el ciclo primavera-verano abarca de junio a febrero.

Agricultura destacó que, además de su innegable presencia en el consumo diario del mexicano, el cultivo es importante por el valor que aporta a la producción agrícola de las regiones involucradas, ya que genera ingresos competitivos para los productores.

Detalló que el principal estado productor de chile verde es Chihuahua, que en 2020 cosechó 723 mil toneladas que generaron cinco mil 011 millones de pesos, lo que implicó un incremento de 18.5 por ciento, respecto de 2019.

En la producción del picante también destacan Sinaloa, con 648 mil 222 toneladas; Zacatecas, 458 mil 943 toneladas; San Luis Potosí, 327 mil 124; Sonora, 223 mil 432 y Jalisco, 189 mil 611 toneladas.

Refirió que su cultivo requiere temperaturas templadas y calientes. En condiciones adecuadas, la planta mide entre 30 y 80 centímetros de altura y el fruto presenta características variadas: dulce o picante, según el estímulo gustativo que provoca, y el color rojo, anaranjado, verde, blanco o purpúreo, de acuerdo con el grado de madurez.

Estas particularidades se deben a las numerosas semillas y venas donde se concentra, en mayor o menor medida, la sustancia picante llamada capsaicina, señaló la dependencia federal.

Indicó que el consumo per cápita en México es de 17.2 kilogramos, mientras que su participación en la producción nacional de hortalizas alcanza 20.6 por ciento.

El chile se relaciona también con algunos efectos medicinales: aumenta el número de calorías quemadas durante la digestión, reduce los niveles de colesterol, es un anticoagulante y se asocia con cualidades antioxidantes.

Además, el pimiento se llega a usar en infusiones para atender el asma y resfriados, como analgésico y antiinflamatorio.

Continuar leyendo

Agricultura

Maíz cacahuazintle, el alma del pozole

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. -Con una producción de 23 mil 706 toneladas en 2020, el maíz cacahuazintle –que se siembra principalmente en los estados de México y Morelos— es el ingrediente central del tradicional pozole que deleitará los paladares de los mexicanos durante las fiestas patrias de septiembre y cuyo abasto está garantizado.

El cacahuazintle forma parte de las 64 razas de maíz que registra la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), cuyas características sobresalen por su sabor dulce, textura suave, consistencia harinosa y grano grande, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Al hervir, sus granos se abren por sí solos como una flor y sueltan espuma. El uso primordial del cacahuazintle es la elaboración del pozole. El nombre náhuatl de este platillo es pozolli, que significa espumoso.

Con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la dependencia federal detalló que en 2019 se obtuvo un volumen de 21 mil 274 toneladas. La primera entidad productora fue Morelos con 10 mil 215 toneladas, seguida del Estado de México con nueve mil 249 y Puebla con mil 389.

En 2020 la producción aumentó 11.4 por ciento respecto al año previo, al sumar 23 mil 706 toneladas. El Estado de México alcanzó el mayor volumen con 11 mil 534 toneladas, seguido de Morelos con 11 mil 088 y Puebla con 765 toneladas. La superficie cosechada ese año totalizó siete mil 199 hectáreas.

En el Estado de México, el cacahuazintle originalmente se empezó a sembrar en el Valle de Toluca y se usa principalmente para preparar pozole, elotes, esquites, pinole, atoles, galletitas y harinas. Actualmente ha cobrado relevancia la preservación de esta raza de maíz, comentó el productor de esta variedad, Juan Remigio Piña.

Explicó que en diciembre comienza la preparación de la tierra para la siembra de este maíz, se voltea la tierra y con ello se destruyen plagas como la gallina ciega y se incorpora follaje para tener abono orgánico y retener humedad.

Posteriormente, detalló, se seleccionan las semillas y se maduran con el sol para iniciar la siembra a partir del 15 de marzo al 15 de abril y se cosecha a principios de septiembre e incluso antes, para lo cual se pone a secar cuidadosamente en el sincolote (cesta para guardar el grano), para luego venderse descabezado, en mazorca o desgranado.

Este producto solo es de una temporada, con un rendimiento promedio de tres toneladas por hectárea, y alrededor del 50 por ciento de las cosechas se destina para el consumo local y el resto se vende, anotó el agricultor mexiquense.

Refirió que el Valle de Toluca es la cuna del cacahuazintle. “Aquí es donde existe el mejor maíz a nivel país, debido a las tierras volcánicas ubicadas en las faldas del Nevado de Toluca, es un orgullo para mí sembrar maíz, ser partícipe de una tradicional que viene desde nuestros abuelos, de amor a la tierra”, agregó.

Piña resaltó también el apoyo de las autoridades federales y estatales del ramo y de las instancias de sanidad vegetal, cuya labor es esencial para erradicar plagas y mejorar los cultivos.

Esta variedad de maíz no sólo se utiliza para preparar pozole, ya que en estados como Tlaxcala sirve para elaborar pinole, tamales y una golosina con piloncillo denominada burritos; mientras que en Hidalgo es parte esencial de la bebida llamada achocote.

Además, esta raza de maíz es altamente nutritiva, ya que aporta proteínas, grasas, carbohidratos, calcio, fósforo, magnesio, hierro, potasio  y vitaminas como A, E y B3.

Continuar leyendo

Agricultura

Refuerzan  mecanización en el sector cañero

Published

on

GUADALAJARA, JAL.- Los incentivos canalizados a las organizaciones de cañicultores jaliscienses llevan en común el enfoque de apoyar el aprovechamiento sustentable de la caña, tanto en las zonas de riego, como en las de temporal, según lo expresa el encargado del despacho de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Salvador Álvarez García.

Al comentar sobre el avance del Programa Estatal para la Mecanización del Cultivo de Caña de Azúcar 2021, hizo notar que en la vertiente de este año, al apoyarse aspectos complementarios a los que fueron los apoyos para el corte de la gramínea con las máquinas cosechadoras, ahora se incide en otras acciones, como el apoyo a las áreas agrícolas donde no se realizar el corte mecanizado, y también en facilitar el aprovechamiento de la materia vegetal derivada de la cosecha en verde.

Destacó que a los 10 millones de pesos aportados por la SADER Jalisco en este programa, los cañeros añadieron 35.5 millones de pesos por lo que la inversión en este esquema superó los 45 millones de pesos, lo que muestra el interés de los productores de este sector de avanzar en el desarrollo sustentable.

Ante la cercanía de inicio de la zafra 2021-2022, expresó que hay un escenario de más optimismo en relación al periodo anterior, dado que el comportamiento del temporal augura mayor producción en las parcelas que aún no tienen acceso al riego.

Por su parte, el coordinador de Fomento Agrícola y Reconversión de Cultivos, Gerardo Medina Chávez, detalló que ya se tiene un avance sustancial en solventar los trámites administrativos, de modo que las organizaciones de cañeros cumplan su objetivo en la adquisición de los equipos que decidieron incorporar a sus tareas, como alzadoras, remolques y máquinas desmenuzadoras.

Resaltó que con las máquinas apoyadas se tienen las posibilidades de darle prioridad a la conservación de los suelos, con la reducción de quemas agrícolas y el aprovechamiento de los residuos de la biomasa de la caña, además de enfrentar los problemas de escasez creciente de los cortadores ante la competencia con otros cultivos agrícolas a través de la mecanización de las actividades.

El esquema del Programa de Mecanización del Cultivo de Caña de Azúcar 2021 supone la aplicación de 13 proyectos de organizaciones de los seis ingenios de Jalisco: Tala, Ameca, Autlán, Bellavista, Casimiro Castillo y Tamazula.

Continuar leyendo

Más vistos

Copyright © 2020 Periódico Mi Tierra.