Contáctanos

Agricultura

 India y México intercambian  experiencias agroalimentarias

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – El desarrollo de políticas de fomento a la agricultura sustentable en el mundo muestra resultados positivos integrales en materia de productividad, reducción de costos, mejora de ingresos, restauración de suelos y freno en contaminación de agua y aire, así como cosechas de alimentos sanos, lo cual evidencia que este es el camino que obligadamente debemos seguir, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentara de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera.

“La agricultura sustentable es el camino de reconciliación con la naturaleza, que pone en el centro los derechos de la personas, familias y sociedades”, destacó al participar en la conferencia 17 del ciclo “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, que organiza Agricultura.

En la conferencia “Prácticas agrícolas sustentables en la India y en México; intercambio de experiencias con Producción para el Bienestar”, el asesor del Departamento de Agricultura de Andhra Pradesh, Shri Vijay Kumar, habló de la política de agricultura natural que aplican desde 2016 en ese estado costero de la India, que es responsable de la producción de arroz que consume este país, y donde también se siembra maíz, cacahuate, chícharo bengalí, lentejas, algodón, legumbres, caña de azúcar y cebolla, entre otros, que se cultivan en ocho millones de hectáreas en manos de seis millones de productores de pequeña escala.

Andhra Pradesh suma 50 millones de habitantes, 62 por ciento de los cuales están insertos en actividades agrícolas, externó.

El funcionario indio dijo que esta política inició con 40 mil 656 productores y ahora son casi 700 mil (en tres mil pueblos y 190 mil hectáreas), y los resultados positivos en campo hacen que cada vez más agricultores se sumen en este esquema.

Detalló que los productores involucrados en agricultura natural preparan sus insumos con recursos locales, lo que conlleva a la soberanía campesina y de nueve cultivos siete registran incrementos de productividad, como, por ejemplo: chícharo negro, 23 por ciento, y arroz, 5.8 por ciento, que es el cultivo más importante en términos sociales y culturales.

Asimismo, agregó, los productores presentan reducción de costos de hasta 36 por ciento, en algodón, y 19.2, en arroz. Y se registra alza de ganancias netas para los campesinos en los nueve cultivos: de hasta 361 por ciento, en chícharo rojo; 165 por ciento, en algodón, y 65.7 por ciento, en arroz.

“Tenemos más comida saludable y nutritiva; se observa una migración de regreso hacia las comunidades rurales; hay mejora en la salud de los suelos, se preservan limpios los cuerpos de agua; se regeneran los ecosistemas costeros, y estamos protegiendo nuestra biodiversidad”, comentó el también vicepresidente ejecutivo de la Asociación Agricultura Natural Gestionada por la Comunidad de Andhra Pradesh (APCNF).

El funcionario previó que en 2027 los seis millones de agricultores de Andhra Pradesh participarán en esta política pública y dejarán lo que ha sido la revolución verde, proceso que duró seis décadas en la India.

El director general de Logística y Alimentación de la Secretaría de Agricultura, Héctor Robles, expuso la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) del programa Producción para el Bienestar (PpB), la cual induce o fortalece prácticas agroecológicas, con el uso de recursos locales para la elaboración y el uso de bioinsumos, como compostas, lombricomposta, lixiviados, preparados de microorganismos, bioles y otros.

Indicó que suman ya 30 mil productores atendidos en las 23 regiones donde se desarrolla la EAT y los resultados se están observando en campo; por ejemplo, en visita reciente a comunidades de Oaxaca se observó el caso de productores que tenían rendimientos de 800 kilos de maíz por hectárea y ahora superan las dos toneladas y tienen el potencial de aumentar todavía más su rendimiento, en la medida en que los suelos se vayan recuperando.

Esos productores han dejado de usar agroquímicos y están registrando mayor rendimiento, menos costos, plantas y suelos más saludables, cultivos sanos para la familia campesina y el mercado. En sus comunidades, antes algunos los denominaban “locos” y ahora les dicen “innovadores” y empiezan a sumarse a su esquema productivo.

Refirió que la EAT involucra a productores de pequeña y mediana escala (con predios de hasta 20 hectáreas cada uno), los cuales representan 93 por ciento del total de cinco millones de unidades de producción agrícola del país.

A estos agricultores se les soslayó en las políticas de fomento agrícola del pasado, pues se les consideraba “infuncionales e improductivos”. Ahora son el foco de atención del Gobierno de México, subrayó.

“Los vemos como sujetos de derechos y con muchos atributos y cualidades; ellos generan el 54 por ciento del valor de la producción agrícola nacional y 85 por ciento del empleo agrícola es pagado por ellos; estos productores cosechan las principales materias primas que se exportan, como café, aguacate y cebada (base de la cerveza); son cuidadores de la biodiversidad y son responsables de los cultivos que utiliza la cocina mexicana, patrimonio de la humanidad”, señaló.

Héctor Robles destacó que la EAT de PpB tiene sustento en la urgencia de revertir los problemas ambientales que generó la revolución verde; “debemos cambiar nuestra forma de producir y por eso apostamos a la transición agroecológica; debemos reconocer los problemas ambientales pues de otra forma la naturaleza nos lo va a cobrar”, dijo. Hoy 62 por ciento de nuestros suelos sufre degradación, hay un problema generalizado de sobreexplotación y contaminación del agua, y enfermedades asociadas, agregó.

Destacó que en la EAT es fundamental el respeto al productor, y por eso el acercamiento de coordinadores y técnicos agroecológicos y sociales es diferente a gestiones pasadas.

Ahora, indicó, se establece un diálogo de saberes con el productor y en el campo se aplica una mezcla de conocimientos campesinos y científicos. Todo ello cuenta con una cooperación interinstitucional, donde participan las secretarías de Medio Ambiente, Bienestar, Salud y Educación e instancias federales como la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

El director del Proyecto Agrobiodiversidad Mexicana de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, de la Conabio, Vicente Arriaga, comentó las dos conferencias, y subrayó el hecho de que actualmente las políticas públicas para el campo tengan una visión holística y que consideren el bienestar social.

 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Inicia zafra en ingenios azucareros

Published

on

GUADALAJARA, JAL. – Llegó la temporada del corte de caña y el tiempo de su molienda en los seis ingenios azucareros de Jalisco. En la presente se activaron las seis fábricas establecidas (por orden alfabético) en Ameca, Autlán, Bellavista, Casimiro Castillo, Tala y Tamazula.

Por el hecho de que Jalisco es el segundo productor de azúcar del país, la temporada de zafra reviste gran importancia en la generación de empleos en el campo y en la generación de derrama económica en los municipios cañeros.

Al respecto, el coordinador del área agrícola de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Gerardo Medina Chávez, refirió que en la semana que termina se activaron todos los ingenios, dado que el inicio en las factorías se dio en diferentes fechas.

Por cierto, en la zafra 2020-2021 entrarán en operaciones, por segundo año, los equipos cortadores de caña, cuya entrega se concretó con una inversión de 78.2 millones de pesos, aportada en partes iguales entre el Gobierno de Jalisco y las organizaciones de cañeros.

Al respecto, el dirigente estatal de Sistema Producto Caña de Azúcar, Roberto Ochoa, refirió que hay optimismo en que la zafra de este periodo deje buenos ingresos, a pesar de que podría bajar la producción en algunas demarcaciones cañeras porque llovió menos.

Aunque, dijo que la baja en la precipitación se podría compensar con mayores rendimientos en la sacarosa (azúcar de la caña), dado que tal fenómeno climático suele traer mayores desdoblamientos de los edulcorantes.

Este directivo cañero destacó que en el pasado ciclo de molienda, varias circunstancias del mercado se conjugaron a favor de los cañeros, de manera que hubo ingresos sin precedentes al haberse tenido gran demanda de azúcar en el ámbito internacional.

Recordó que ya están trabajando las máquinas adquiridas con los apoyos de la SADER Jalisco para avanzar en la mecanización del campo cañero que tiene el  reto de avanzar en esta vertiente para subsanar la mano de obra que están demandando los cultivos de agricultura protegida, además del aguacate y del agave, como se observa en las Regiones Valles, Sur y Sureste.

Detalló que al momento sólo se tiene mecanizado 20% del corte de la caña, siendo las zonas de abasto de los ingenios de Tamazula y Autlán los que más han avanzado en la mecanización de la recolección de la caña, por lo que el resto de los ingenios tienen que acelerar acciones en este renglón.

Ochoa apuntó  que en Jalisco la baja de superficie cañera puede ayudar a reducir los excedentes del azúcar con base en su demanda doméstica.

Continuar leyendo

Agricultura

Fortalecen productividad en agroindustrias

Published

on

AGUASCALIENTES, AGS. – Dentro de las líneas estratégicas de trabajo de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial del Estado (SEDRAE) está la generación de valor a la producción primaria y con el Programa Estatal de Apoyo al Equipamiento de Agroindustrias, permite a los beneficiarios reforzar la capacidad en la producción y calidad de sus productos, lo que les permite generar mejores oportunidades de comercialización.

El titular de SEDRAE, Miguel Muñoz de la Torre, conoció el proceso de producción de churros y postres congelados que se elaboran en la agroindustria local, con los estándares de calidad e inocuidad que permite su comercialización en el mercado nacional y de exportación a los Estados Unidos.

Durante la visita de supervisión de apoyos de este programa, el funcionario visitó la agroindustria Churros Sol, en donde María Teresa Guzmán Navarro indicó que han fortalecido el trabajo en el aspecto de inocuidad durante todo el proceso de congelación, para el cual la SEDRAE apoyó en la adquisición de abatidores de temperatura, que son ideales para la congelación del producto.

La propietaria detalló que se tiene una capacidad instalada para la producción de 32 mil churros mensuales y se manejan congelados listos para freír, actualmente ya están exportando a Estados Unidos a través de una comercializadora; además de que se diseñó una línea de postres congelados y listos para consumir como lo son: arroz con leche, fresas con crema, carlota de limón, pastel de guayaba, pan de elote y pan de zanahoria.

 

Continuar leyendo

Agricultura

Avicultura pilar del crecimiento económico y seguridad alimentaria

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, destacó a la industria avícola mexicana como una de las actividades pecuarias más dinámicas del país, con tasas de crecimiento superiores al dos por ciento anual durante los últimos dos años, y representó el 37 por ciento del producto interno bruto (PIB) pecuario nacional en el 2019.

Esta actividad productiva generó en 2019 más de 6.4 millones de toneladas de alimentos para la población y refrendó su valor de aproximadamente 160 mil millones de pesos, lo que confirma la importancia de los productos avícolas en la nutrición y seguridad alimentaria de la población, indicó durante su participación en el Congreso Nacional de Avicultura 2020.

En videoconferencia, el titular de Agricultura precisó que la contribución del segmento huevo a este dinamismo también es importante, toda vez que México es el principal consumidor de este alimento y su producción creció a una tasa de 1.8 por ciento anual (casi tres millones de toneladas).

Refirió que la industria avícola es un consumidor relevante de productos agrícolas, con una estimación de 11 millones de toneladas de granos forrajeros (maíz y sorgo, principalmente) y cerca de siete millones de toneladas de oleaginosas, “por lo que conservar la viabilidad de la avicultura es esencial para mantener el dinamismo de otros sectores de la agricultura”.

Ante productores, especialistas y agroempresarios, el secretario Víctor Villalobos apuntó que, en un marco sin precedente e incierto derivado de la actual pandemia, el trabajo conjunto entre todas las partes es fundamental para el buen funcionamiento de los sectores de la cadena productiva y el suministro de alimentos en el país, además de cumplir con los compromisos en el exterior.

Subrayó que mover la agricultura hacia el futuro es un reto que afrontamos en equipo y, en el caso de la avicultura, acotó, será fundamental dinamizar la demanda y producción y evitar el cierre de granjas, así como cuidar la sanidad de la parvada nacional.

Esta ruta de fortalecimiento de la avicultura prevé también fortalecer los bienes públicos en la materia y mejorar la percepción de los consumidores que se tiene de los sistemas de atención al bienestar animal.

Además, abundó, se trabaja en reducir la huella ecológica de la actividad avícola y mantener el mejoramiento de su eficiencia productiva, en beneficio del sector y del bienestar de la población.

Resaltó que la avicultura nacional tiene un componente de traspatio que brinda seguridad a millones de familias mexicanas para contar con una fuente de alimentos, con alto valor nutritivo, y una reserva económica para atender algunas necesidades.

El presidente de la Unión Nacional Avicultores (UNA), Juan Manuel Gutiérrez Martí, mencionó que este encuentro ayuda a que la familia avícola comparta experiencias y atienda tendencias en innovación, desarrollo tecnológico y mercados consumidores, con la encomienda de impulsar la productividad, competitividad y fortalecer acciones de sanidad e inocuidad.

Resaltó que el sector avícola aporta una tercera parte del PIB Agropecuario y parte de su éxito radica en su contribución en la alimentación de las familias mexicanas, por lo que su atención y un mejor desarrollo incide en la recuperación de empleos y estabilidad económica en el país.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega Valladolid, reconoció el rol que desempeña Agricultura en esta etapa de grandes retos, como el replanteamiento de acciones en el sector agroalimentario después de la pandemia y la aplicación de controles adicionales en las unidades productivas, en coordinación con las cadenas de suministro para no afectar el plan de abasto a la población.

Apuntó como asignatura pendiente la atención a los productores de pequeña escala, sin poner en riesgo a los medianos y grandes, lo que representa un llamado para estar unidos como sector porque, dijo, existen grandes oportunidades de crecimiento para la generación de empleos y divisas, con el efecto de incidir en la reducción de la pobreza en el país.

Continuar leyendo

Trending

Copyright © 2019 Periódico Mi Tierra.