Contáctanos

Agricultura

Incorporarán propuestas de los estados para la conformación del Programa Sectorial 2019–2024

El campo mexicano debe operar con esquemas innovadores, transitar a la reconversión productiva y emplear un mayor uso de tecnologías.

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) cerraron filas en la búsqueda de soluciones, a mediano y largo plazos, para atender los principales retos que enfrenta el campo mexicano, entre ellos, el cambio climático, la disponibilidad del agua, la atención a plagas y enfermedades y la presupuestación de recursos públicos.

Coincidieron en que los desafíos que enfrenta la agricultura mexicana en los próximos años para asegurar la autosuficiencia alimentaria sólo pueden ser solventados con el trabajo conjunto de autoridades federales, estatales y municipales, y la participación activa del sector productivo.

El titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, aperturó las mesas de trabajo con integrantes de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), que tienen como fin recabar comentarios y propuestas regionales para la construcción del Programa Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural 2019-2024.

El Programa estará basado en torno a cinco grandes ejes estratégicos: Productividad, Inclusión productiva y desarrollo territorial, Sustentabilidad, Ciencia, innovación y tecnología y Transformación institucional.

El funcionario federal subrayó que es fundamental para la Sader mantener una relación directa con los secretarios estatales del ramo, y afirmó que las grandes directrices del sector tienen que ser analizadas en conjunto para transitar hacia una agricultura productiva, sustentable e inclusiva.

Indicó que el análisis en las mesas de trabajo estará orientado en la definición de una agricultura que compense las deudas que han venido posponiéndose en perjuicio de los pequeños productores, lo cual es uno de los ejes principales del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que en el trabajo conjunto debe establecerse una visión clara sobre los impactos que está teniendo el cambio climático y reconocer que es una tendencia que afectará también a mediano y largo plazos la productividad del campo nacional.

Villalobos Arámbula comentó que se deben fomentar programas de reconversión productiva y de manejo del suelo, así como de uso eficiente del agua para cultivos agrícolas y el empleo de nuevas tecnologías para contrarrestar los efectos del cambio climático.

“La tarea no es fácil, tenemos que poner en el contexto de estas discusiones toda esta problemática y cómo la estamos viendo hacia el futuro. No podemos relajar nuestra atención a estos programas cíclicos y tratar de resolverlos solo con recursos presupuestales”, subrayó.

Por su parte, los secretarios de agricultura estatales reconocieron a la Sader su disposición para trabajar en bloque el Programa Sectorial. Es un proceso inédito en México, enfatizaron.

El director ejecutivo de la AMSDA, Octavio Jurado Juárez, señaló que México cuenta con una diversificación climática, social y productiva que obliga a su diferenciación en regiones para tener soluciones acertadas.

Apuntó que los riesgos globales han venido evolucionando, ante lo que cualquier evento climático adverso pondrá en riesgo la seguridad alimentaria; en este sentido, agregó, es necesario que las políticas públicas se conviertan en procesos de mejora continua.

El secretario de Desarrollo Agropecuario de Querétaro, Carlos Heinz Dobler, comentó que, si bien existen diferencias sociales y políticas entre las propias entidades federativas, el interés de colaborar para sacar adelante al campo mexicano es y será siempre un factor de unidad.

Expresó que la coyuntura actual obliga a gestar áreas de oportunidad, con el objetivo central de fortalecer el andamiaje institucional con el que operan la Sader y los estados.

El secretario de Desarrollo Rural de Tamaulipas, Ariel Longoria García, precisó que las estimaciones científicas establecen que el cambio climático podría ocasionar en unos años la pérdida del 15 por ciento de la producción agrícola mundial. Por ello, se pronunció por que el Gobierno de México y las administraciones estatales trabajen en la misma línea de acción en beneficio del campo nacional.

Expone FAO retos y oportunidades en el campo ante el cambio climático

Durante las mesas de trabajo, representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) facilitaron un ejercicio de diálogo con los secretarios estatales, a fin de identificar los principales retos y oportunidades de cada región.

Las autoridades locales reconocieron también las principales acciones que deben impulsarse desde el Programa Sectorial 2019-2024, con un enfoque territorial que refleje los intereses, vocaciones y características de las distintas regiones agroalimentarias de México.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agricultura

Apoyan proyectos de producción de nopal

Published

on

GUADALAJARA, JAL. – Por la importancia económica y ambiental que tiene el nopal como especie biológica y de gran demanda en la dieta mexicana, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco) apoyó proyectos en ocho municipios de plantaciones de esta cactácea en el ejercicio presupuestal de 2020.

Al respecto, el director de Cadenas Productivas y Sustentabilidad de la dependencia, Carlos Jiménez Garma, refiri´p que los criterios que se tomaron en cuenta fueron las propuestas de los involucrados en su viabilidad para generar empleos y que el producto tenga acceso al mercado.

“Es una evaluación, es un cruce entre la propuesta económica que hacen (los solicitantes) en la viabilidad del proyecto y sobre todo en el hecho de poder incidir en los aspectos de conservación de las especies”, explicó el funcionario.

También se tuvo en cuenta que los proyectos fueran en localidades de municipios de alta marginación, como los casos de Cuautitlán de García Barragán (dos proyectos apoyados que acumulan 156 mil pesos en incentivos), Zapotitlán de Vadillo (414 mil pesos) y Tuxcueca (239 mil pesos).

Otros productores de municipios apoyados se tuvieron en Tlajomulco ( 272 milpesos), Ameca (500 mil), Jilotlán de los Dolores (155 mil), Zapotiltic (375 mil) y Zapopan (108 mil pesos).

El ejemplo de Zapopan

Actualmente la zona rural de Zapopan es ejemplo del éxito del nopal como alternativa de agronegocio en suelos que antes eran dedicados al maíz y que tenían a esta cactácea como especie silvestre en áreas cerriles.

El productor nopalero de San Esteban, Isidro Sierra, expuso que una hectárea de cinco mil nopales ya establecida produce de 30 a 40 toneladas, lo que deja mejores ingresos que el maíz porque de éste solamente se tiene una cosecha.

Este agricultor mencionó que ya son cuatro décadas de tradición nopalera en San Esteban y poblados vecinos, como San Miguel Tateposco e Ixcatán. Puntualizó que “todo el año se vende el nopal, caro en invierno y barato en tiempo de calor, por lo que hay ingreso seguro. Ahora está a 30 pesos el kilogramo en la bodega después de quitarle las espinas”.

Según la SADER federal, en Zapopan las delegaciones que producen nopal son San Esteban, Ixcatán (localidad líder con más de 200 hectáreas), ejido Los Camachos, Exhacienda El Lazo, Copala, Santa Lucía y Tesistán.

Por cierto, en años recientes, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha revalorado la importancia ambiental y nutricional del nopal ante los retos globales de seguridad alimentaria y del cambio climático.

Este organismo destaca que la capacidad del nopal para sobrevivir en climas áridos y secos con suelos pobres lo convierte en un elemento clave en la seguridad alimentaria. Además de proporcionar alimentos para el consumo humano y animal, el cactus almacena agua en sus pencas, convirtiéndose así en un “pozo” botánico capaz de suministrar hasta 180 toneladas de agua por hectárea, suficiente para mantener cinco vacas adultas, lo que supone un incremento sustancial sobre la productividad típica de los pastizales. En tiempos de sequía, la tasa de supervivencia del ganado es mucho más alta en granjas con plantaciones de este cactus.

Continuar leyendo

Agricultura

Laboratorios de Agricultura Referencia mundial para la Resistencia a los Antimicrobianos

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) designó a la Unidad Integral de Servicios, Diagnóstico y Constatación (UISDC) del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) como Centro de Referencia del organismo internacional para la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM).

Este reconocimiento permite al organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural fortalecer la Estrategia Nacional contra la RAM, que lleva a cabo el Gobierno de México a través de un trabajo que involucra a diversas instancias federales.

El objetivo de la designación es apoyar la implementación del Plan de Acción de la FAO para crear conciencia entre la sociedad sobre la importancia del uso adecuado de los antimicrobianos en la sanidad de los animales, mejorar la capacidad de diagnóstico, hacer más eficiente la vigilancia epidemiológica, así como promover las buenas prácticas, fortalecer la gobernanza y motivar el uso responsable de los medicamentos en México y los países de Centro, Sudamérica y el Caribe.

El reconocimiento, que tiene vigencia de cuatro años, equipara a la Unidad ubicada en Tecámac, Estado de México, con otros seis centros a nivel mundial y que se encuentran en Reino Unido, Dinamarca, Tailandia, Alemania, Estados Unidos y Francia. http://www.fao.org/antimicrobial-resistance/resources/reference-centres/mexico/en/

En junio de 2015, durante la 39ª reunión de la Conferencia de la FAO, los representantes de los países se comprometieron a trabajar de manera coordinada con las organizaciones Mundial de la Salud (OMS) y la Mundial de Sanidad Animal (OIE) para solucionar el problema de RAM, la cual es una amenaza para la salud pública, la producción agrícola y ganadera y la seguridad alimentaria.

Como parte de la estrategia, la FAO designó Centros de Referencia de la RAM, cuya experiencia en temas de salud animal permite proporcionar asesoramiento técnico y científico al programa.

En su calidad de Centro de Referencia el organismo de Agricultura debe desarrollar materiales de sensibilización, participar en la semana mundial de sensibilización sobre antibióticos, realizar conferencias técnicas sobre el uso prudente de antimicrobianos y organizar seminarios, capacitaciones y talleres para los países de la región sobre temas de Uso de Antimicrobianos (UAM) y RAM basados en el concepto de una sola salud.

De igual forma, debe dar apoyo a los países participantes para el desarrollo de capacidades estratégicas y técnicas para bacteriología y pruebas de susceptibilidad a antimicrobianos; identificación de marcadores moleculares de resistencia antimicrobiana y secuenciación de microorganismos para detección de genes de resistencia en México y países piloto, y desarrollar una red de investigación colaborativa en la región.

La RAM se produce cuando microorganismos como bacterias, hongos, virus y parásitos sufren cambios que los hacen resistentes a los medicamentos antimicrobianos. Estos cambios pueden presentarse de manera natural, pero en la mayoría de los casos surgen con el uso indiscriminado de este tipo de medicamentos, lo que provoca que los microorganismos se adapten a ellos.

 

La RAM es una amenaza para la salud pública en México y en el mundo, porque incrementa el riesgo de prolongación y propagación de enfermedades infecciosas provocadas por estos patógenos, es por ello que la FAO, la OMS y la OIE comandan esta cruzada mundial para evitarla.

Continuar leyendo

Agricultura

Rebasa superávit agroalimentario los 11 mil 400 millones de dólares

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO. – El saldo de la balanza comercial de productos agroalimentarios acumuló hasta el mes de noviembre de 2020 un superávit de 11 mil 432 millones de dólares, el más alto del que se tenga registró y que equivale a un incremento a tasa anual de 43.2 por ciento, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Con base en estadísticas del Banco de México, la dependencia federal indicó que el comercio total agroalimentario entre el país y el resto de sus socios comerciales alcanzó los 60 mil 373 millones de dólares, de los cuales el 59.5 por ciento corresponden a las ventas mexicanas.

En lo que corresponde a las exportaciones agroalimentarias acumuladas a noviembre, éstas reportaron un avance de 4.71 por ciento, para situarse en los 35 mil 903 millones de dólares.

En tanto, las importaciones reflejaron una contracción de 6.9 por ciento, lo que las ubicó en 24 mil 470 millones de dólares.

De manera desagregada, las exportaciones agropecuarias reportaron un avance de 4.9 por ciento para totalizar 16 mil 880 millones de dólares, con un superávit en su balanza comercial de cinco mil 325 millones de dólares.

Por su parte, el ámbito agroindustrial acumuló un crecimiento al mes de noviembre de 2020 de 4.5 por ciento, lo que posiciona a sus ventas en 19 mil 023 millones de dólares, con un superávit comercial de seis mil 107 millones de dólares.

Respecto a su comparativo mensual, el superávit de la Balanza Comercial Agroalimentaria alcanzó los 957 millones de dólares, con ventas totales en el mes de noviembre por tres mil 331 millones de dólares, de las cuales, el 47 por ciento corresponde a exportaciones agropecuarias y el 53 por ciento a agroindustriales.

En cuanto a los productos con mayor demanda en los mercados internacionales, destacan la cerveza, con ventas por cuatro mil 288 millones de dólares; aguacate, dos mil 724 millones de dólares; tomate (jitomate), dos mil 395 millones de dólares; tequila y mezcal, dos mil 215 millones de dólares; productos de panadería, mil 352 millones de dólares; pimiento, mil 279 millones de dólares; fresas y frambuesas, mil 114 millones de dólares; carne de porcino, 824 millones de dólares; bovinos en pie, 796 millones de dólares, y azúcar, 692 millones de dólares.

Entre los productos con mayor crecimiento anual en el periodo referido (enero-noviembre 2020) se encuentra el cacao en grano, con un incremento de 60.5 por ciento en su demanda; preparaciones de pescado, 49.6 por ciento; aceite de soya, 44.8 por ciento; ajo, 42.3 por ciento; leche concentrada, 34.9 por ciento; carne de porcino, 33.9 por ciento; café sin tostar, 33.6 por ciento; tomate (jitomate), 23.8 por ciento; tequila y mezcal, 23.1 por ciento, y cebolla, 18.1 por ciento. El frijol tuvo también un comportamiento favorable.

Cabe señalar que las exportaciones agroalimentarias (entre enero y noviembre de 2020) representaron el 9.6 por ciento del total de las realizadas por el país en el lapso referido.

 

Continuar leyendo

Trending

Copyright © 2019 Periódico Mi Tierra.